Seis años y medio de prisión por dejar ciego de un ojo a un hombre en un pub

Seis años y medio de prisión por dejar ciego de un ojo a un hombre en un pub

El agresor golpeó a la víctima con una botella de cerveza en la cara en una discoteca de la calle Mariano Pola, en El Natahoyo

OLAYA SUÁREZ

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha condenado a seis años y medio de cárcel a un individuo que dejó ciego de un ojo a otro hombre durante una trifulca que tuvo lugar en la discoteca 'Go', en Mariano Pola. Se desestima de esta forma el recurso de apelación presentado por el procesado, confirmando la pena impuesta por la Sección Octava de la Audiencia Provincial, que acogió el juicio el pasado mes de julio.

Además de la condena de prisión, le impone la prohibición de comunicarse o aproximarse a la víctima a una distancia inferior a 500 metros y al pago de una indemnización de 10.980 euros por las lesiones sufridas, así como 120.000 euros por las secuelas. También deberá pagar 3.499 euros al Sespa.

El violento episodio tuvo lugar la madrugada del 26 de junio de 2017, en el interior del mencionado establecimiento hostelero. El agresor inició una discusión con la víctima y en un momento dado le golpeó la cara con una botella de cerveza, «que le impactó en el ojo izquierdo». Como consecuencia del brutal golpe, «sufrió lesiones consistentes en estallido de globo del ojo izquierdo, con herida córneo-escleral en ojo izquierdo, incisa y penetrante con prolongación escleral y extrusión de úvea, laceración del párpado superior y múltiples laceraciones en región frontal y peri-orbitarias».

Precisó para su curación la reconstrucción del ojo izquierdo, «siendo preciso, al sufrir un re-estallido del globo ocular, resuturar con puntos de nylon». Tardó en curar 180 días, de los cuales estuvo nueve hospitalizado. El denunciante sufrió la pérdida prácticamente total de la visión en el ojo izquierdo.

Recientemente la misma Sección Octava de la Audiencia Provincial ha condenado a otro hombre por hechos similares. En esa ocasión, el grave incidente tuvo lugar en un establecimiento de la avenida Rufo García Rendueles y provocó que la víctima también perdiese la visión de un ojo.