Seis años de prisión por dejar tuerto de un puñetazo a un cliente de un pub en Gijón

C. F., ante el tribunal, en septiembre pasado. / AURELIO FLÓREZ
C. F., ante el tribunal, en septiembre pasado. / AURELIO FLÓREZ

O. SUÁREZ / P. SUÁREZ GIJÓN.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial ha condenado a seis años de prisión a un hombre acusado de dejar tuerto de un ojo al cliente de un pub de la avenida de Rufo García Rendueles. Además de la pena de cárcel, el tribunal le impone el pago de una indemnización de 71.000 euros a la víctima por las graves secuelas que sufre.

El juicio se celebró el 20 de septiembre. Durante el mismo, el procesado, C. F., de 30 años, mostró su arrepentimiento. «Yo no quería hacer eso. Tomo una fuerte medicación como parte del tratamiento y es cierto que tengo un problema con el alcohol. Esa noche, la del 30 de enero de 2017, aseguró haber tomado «dos botellas de sidra» antes de encontrarse con el denunciante en el local de ocio. Al parecer, según su relato, le recriminó «una actitud inapropiada» y el atacante respondió propinándole un brutal puñetazo en un ojo. Sufrió el estallido del globo ocular y la pérdida completa de la visión. Permaneció ocho días ingresado en un centro hospitalario y empleó 120 jornadas más de curación.

El ministerio fiscal solicitaba para el procesado una condena de ocho años de cárcel. «Conocía perfectamente que el alcohol le provocaba ataques de ira y ya protagonizó previamente agresiones similares. Pese a ello, no ha hecho nada para dejar de consumir, hasta el punto que ha sido expulsado de Proyecto Hombre», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos