«La sidra hay que tomarla en la calle y en el prau», defiende la alcaldesa de Gijón

Ana González firma a favor de la candidatura de la sidra como patrimonio de la humanidad. / LUIS SANTIAGO
Ana González firma a favor de la candidatura de la sidra como patrimonio de la humanidad. / LUIS SANTIAGO

El Principado cree que la candidatura a patrimonio de la humanidad «tiene todos los ingredientes de una propuesta ganadora»

I. VILLARGIJÓN.

Brindó con los lagareros, firmó a favor de la declaración de la cultura sidrera como patrimonio inmaterial de la humanidad e inclusó medió entre productores y cosecheros. «Necesitáis colaborar. Tú necesitas buena manzana para tener sidra, y ella que haya buena sidra para que le compréis manzana», recomendaba a la entrada del X Salón de la Sidra con Denominación de Origen Protegida que se celebró en el recinto ferial Luis Adaro. Pero sobre todo defendió una manera de consumir un producto «del que nos gusta disfrutar».

Para la alcaldesa de Gijón, Ana González, «hay que estar en la calle para beber sidra. Es donde se toma, de manera compartida, en la calle y en el prau», apuntó ante una abarrotada sala durante la inauguración de un evento en el que se pudieron degustar medio centenar de sidras procedentes de 27 lagares. Y aunque negaba segunda intenciones en esa declaración, llega después de un mandato en el que su partido fue muy crítico con la excesiva mano dura del Ayuntamiento con quienes escanciaban y bebían sidra en la vía pública.

La regidora destacó que Gijón «es la ciudad donde más sidra se produce y también donde más sidra se consume» y se comprometió a dar continuidad «a las diversas actividades que se hacen desde el Ayuntamiento para su promoción». En lo que respecta a la denominación de origen protegida, remarcó que «darle una identificación de calidad a nuestros productos supone para ellos un plus que permite no solo aumentar el consumo aquí, sino ganar en prestigio también fuera. Y La gente cuando viene a Asturias quieren ver su parte auténtica, no una reproducción que pueda haber en otros sitios».

Cinco millones de botellas

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias, Tino Cortina, anunció que este año se espera alcanzar un nuevo récord de ventas que se sitúe en torno a los cinco millones de botellas, lo que supondría un millón más que el año pasado. Se basa para ello en un crecimiento progresivo que hace que «si perteneciéramos al sector vinícola, por volumen de producción estaríamos en el puesto 30 de un total de 90 denominaciones de origen». Actualmente 32 llagares y 335 productores de manzana, que explotan un total de 900 hectáreas de terreno.

Cortina, que presentó los vídeos de la campaña promocional para este verano 'Pide sidra con DOP, 100% nuestra, 100% asturiana', destacó los avances que se están dando en la formación de los hosteleros y anunció que se está trabajando en una cátedra sobre la sidra con la Universidad de Oviedo, así como en la organización del primer campeonato de mundo de escanciadores.

Por su parte, la consejera de Medio Rural, María Jesús Álvarez, añadió que su departamento ha puesto en marcha este año un programa experimental para el control de la vecería en el que participan 80 productores de manzana. Con respecto a la candidatura de la cultura sidrera a patrimonio inmaterial de la humanidad, indicó que «nos está quedando una propuesta muy guapa» y consideró que «tiene todos los ingredientes para posicionarse bien y ser una candidatura ganadora».

En el salón se concedió al Telecable Gijón de Hockey el premio de Embajador de la DOP Sidra de Asturias.