Somió honra a su patrón y premia a los belenistas

Los feligreses sacaron a San Julián en procesión por el prau de la iglesia en Somió. / JOAQUÍN PAÑEDA
Los feligreses sacaron a San Julián en procesión por el prau de la iglesia en Somió. / JOAQUÍN PAÑEDA

Somió festeja San Julián con la mente puesta en las reformas que precisa el templo

JOSÉ LUIS RUIZ GIJÓN.

La Navidad en Somió no termina hasta el primer domingo después de la epifanía. Con ese motivo la parroquia de San Julián celebró ayer una misa solemne que congregó a multitud de feligreses y contó con la presencia de Jesús Huelga, quien fuera párroco de San Julián de los Prados en Oviedo, que destacó durante la celebración «el sentido de pertenencia que da la Iglesia» y pidió al patrón «la fuerza necesaria para continuar la tarea de evangelización».

El año pasado la lluvia no permitió sacar al santo en procesión y ayer los vecinos se desquitaron y dieron una vuelta al prau de la iglesia con San Julián al hombro agradecidos por el día soleado que les acompañó. Tras la procesión llegó la hora de los premios del segundo Certamen de Belenes Familiares que ya fue un éxito en su primera convocatoria. El primer premio fue para Miguel Ángel del Fresno, el segundo para Manuel Ortega Cueva y el tercero se lo llevó Diego Cabezudo Fernández.

También quisieron otorgar unos reconocimientos especiales a José María Hermosilla, a la familia Yáñez y a Manuel Suárez Lledó. Así como los agradecimientos a la familia Mesonero, Isabel Manso Laviada, María Jesús Cabeza, Fernando Alba, Jesús Moraliza, familia Soto Rodríguez y familia Serrano Manso.

Luis Muiña Blanco, que lleva ya siete años como párroco en San Julián, destacó la buena colaboración con las asociaciones de vecinos y las múltiples actividades que realizan con los niños y la gente joven. «Tenemos un grupo de Cáritas que funciona muy bien y otro que se ocupa de las diez residencias de la zona a las que atendemos, las visitamos y yo mismo voy cada semana a una de ellas a celebrar la eucaristía», explicó. Y anunció que en la iglesia hay que hacer algunos arreglos y cambiar el suelo, el sistema de calefacción y la instalación eléctrica. Para ello realizaran una colecta entre los feligreses.

Demasiados jabalíes

Soledad Lafuente, presidenta de la asociación de vecinos de San Julián, se mostró muy satisfecha con la situación general del barrio pero destacó el «grave problema que tenemos con los jabalíes».

«Necesitamos que nos echen una mano porque destrozan las fincas aunque las cerremos y además son realmente peligrosos, hay que reducir la población», reclamó Lafuente.

Temas

Gijón
 

Fotos

Vídeos