El Sporting reitera su rechazo a la violencia y afirma estar «a la vanguardia» de su prevención

El Sporting reitera su rechazo a la violencia y afirma estar «a la vanguardia» de su prevención

Destaca el carácter «ético y excelente» de la grada de animación y acusa al Observatorio contra la Violencia de desconocer la normativa vigente

PABLO SUÁREZ GIJÓN.

La respuesta del Sporting a las acusaciones vertidas por el Observatorio contra la Violencia no se ha hecho esperar y llegaron en forma de un comunicado en el que el club carga duramente contra la citada plataforma social y defiende de forma tajante el compromiso de la entidad rojiblanca en cuanto a su rechazo a la violencia. «Pedimos que no se utilice al Sporting sin argumentos y menos en un tema tan serio como este», afirman en el Sporting, donde no han gustado los términos utilizados para referirse a su posición al respecto.

El Sporting acusa al observatorio de desconocer «absolutamente» la normativa de prevención contra la violencia aplicable a la actividad que desarrolla la entidad, así como el grado de cumplimiento del club respecto a dichas medidas. «Parece que lo desconocen, pero la realidad es que toda esta información se les ha hecho llegar en reuniones mantenidas con representantes de la plataforma», aseguran en referencia a una normativa en la que se delimitan de forma exhaustiva todas y cada una de las medidas que el Sporting está obligado a adoptar. «Su cumplimiento está acreditado por la Liga, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), la Delegación del Gobierno y el coordinador de Seguridad que tiene asignado el club», defienden.

Respecto al acceso de violentos al estadio, al que desde el observatorio se había referido calificando al nuevo fondo de animación como «grada ultra blanqueada», el Sporting niega rotundamente que esto ocurra y refiere a «medidas electrónicas y controles de accesos novedosos como la entrada biométrica» para sustentar su posición. «Estamos a la vanguardia en cuanto a control de la violencia y exigimos a todos nuestros empleados el más alto estándar de diligencia en la prevención», afirman.

Como reflejo de esa responsabilidad asumida, el club cierra filas con el sector de su afición a discusión y destaca el «excelente y ético» comportamiento de la denominada Grada de Animación 1908, que, aseguran, fue creada con la finalidad de aportar ánimo, aliento y apoyo al equipo. «Las normas y condiciones citadas son de obligado cumplimiento para todos los integrantes de la grada», indican a la vez que hacen referencia al Reglamento Interno del Club, marco normativo que, garantizan, «se ha aplicado, se aplica y se aplicará con cualquier incidencia que se produzca en el seno de las competencias de la entidad».

Una afirmación con la que el club pretende responder a las críticas formuladas por el Observatorio contra la Violencia en las que criticaba que el Sporting no se haya presentado como acusación particular en los graves incidentes de septiembre de 2017. «La normativa nunca es aplicable a la esfera o ámbito ajeno a lo que constituye su labor como organizador de un evento deportivo en un recinto determinado», sostienen. Según estas afirmaciones, el club entiende que no tendría que emprender acción legal alguna al haberse producido los incidentes fuera del estadio, lo cual no entraría en su campo de acción con respecto a estas normas.

Sin entradas para ultras

Otra de las acusaciones realizadas por parte del Observatorio contra la Violencia apuntaba a que el Sporting continuaba facilitando entradas para los partidos a aficionados con ideología ultra y antecedentes por episodios violentos relacionados con el deporte.

En su defensa, el Sporting alude al artículo 3.2.h de la Ley 19/2007 en el que se establece como obligación correspondiente al organizador de un evento deportivo no proporcionar a grupos violentos ni entradas gratuitas, ni medios de transporte, ni locales, ni descuento alguno.

«No existe la más mínima duda por parte de los organismos deportivos, administrativos y de Seguridad competentes del cumplimiento ejemplar por parte del Sporting de dicho precepto, ni por supuesto existe sanción alguna impuesta a esta entidad por su incumplimiento», responden desde el club rojiblanco.