Un teatro que sofoca incendios

Tilín Tilín Tilero, Catalina y Serafín, durante la obra 'Dos pillos y un bombero' en el Teatro Jovellanos. / FOTOS: CAROLINA SANTOS
Tilín Tilín Tilero, Catalina y Serafín, durante la obra 'Dos pillos y un bombero' en el Teatro Jovellanos. / FOTOS: CAROLINA SANTOS

Cerca de quinientos niños aprenden a luchar contra el fuego en una actividad organizada por los bomberos

MARLA NIETOGIJÓN.

Catalina y Serafín son dos jovenzuelos muy curiosos que, rebuscando en el baúl de los recuerdos de su abuelo, que fue bombero, encontraron un montón de material que este usaba para llevar a cabo su trabajo. Sin embargo no tenían ni idea de para qué servían todos esos utensilios... Y tuvieron que solicitar la ayuda de Tilín Tilín Tilero, un experto en el gremio que les contó todo lo que un profesional del sector hace para apagar incendios. Esta historia es una obra teatralizada infantil -'Dos pillos y un bombero'-, que representó ayer la compañía Sin Fin en el Teatro Jovellanos, con motivo de la Semana de la Prevención de Incendios en Gijón.

Alrededor de 500 niños de tercero a sexto de Primaria de los colegios Jovellanos, La Escuelona, Príncipe de Asturias, San Lorenzo, Jacinto Benavente, Santa Olaya, Tremañes, El Llano, Asturias, Begoña y Honesto Batalón, disfrutaron durante una hora de las trastadas de los protagonistas. Y, al mismo tiempo, aprendieron a evitar incendios, qué hacer en caso de que sucedan, a qué número llamar, las señales de emergencia... Todo lo necesario para saber reaccionar ante una emergencia. Para saber por dónde hay que escapar o que no hay que esconderse, que en ese caso, es más complicado que los bomberos le encuentren a uno.

«Es algo que hemos trabajado en el centro antes de venir. Son nociones básicas para su uso como personas y ciudadanos, que de manera trivial y lúdica les van a servir para el día de mañana», explicó uno de los profesores del Honesto Batalón, Luis Alberto Herrero, que acudió a ver la obra por primera vez. Rosa Castro, profesora del colegio El Llano, ya había visto la obra en años anteriores y le parece que está «excepcionalmente bien hecha». Según esta docente, «a los niños les gusta muchísimo porque es muy accesible. No solo aprenden las pautas de cómo actuar en caso de incendio y a prevenirlo, sino que además disfrutan de la obra, se divierten un montón».

La labor del bombero

La iniciativa viene de la mano de los bomberos de Gijón. Durante toda esta Semana de la Prevención de Incendios estarán llevando a cabo actividades divulgativas por los centros escolares, donde acudirán para enseñar todo lo necesario. Javier Álvarez, jefe de Bomberos, aseguró que «a través del teatro a los niños les entran mejor todas las nociones, pues es una manera más agradable y lúdica de aprender».

Desde 2013 cuentan con esta compañía teatral para realizar la actividad, pues «hasta el momento eran los únicos que se centraban en este tema. Parece ser que ahora hay más compañías que lo hacen, por lo que el próximo año iremos viendo si repetir o someterlo a licitación», explicó Álvarez.

Risas, gritos y aplausos no faltaron en el Jovellanos, teatro que, por un día, se dedicó a sofocar fuegos y dar las claves a los más pequeños para saber reaccionar ante un incendio y, también, a evitar que se produzca.