Tirados sin gasolina, de noche, en un Huerna nevado

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

Ahora que la alcaldesa, Carmen Moriyón, ya rubricó el convenio del plan de vías, ha sacado a la luz algunos detalles de unas negociaciones que fueron muy duras pero también salpicadas de anécdotas. «Hicimos muchos viajes a Madrid», relató, «hasta nos quedamos con la nieve una noche y sin gasolina -algo que nunca contamos-, cuando veníamos en la autopista del Huerna». Pero es que tanto la regidora como el concejal de Urbanismo, Fernando Couto, debieron ser muchas veces especialmente insistentes en el ministerio: «En alguna ocasión un secretario de Estado nos invitó a que de una buena vez cogiéramos el ascensor porque había acabado la reunión, pero no nos rendimos y dimos la vuelta...», explicó la regidora.

Y dudas de que saliera adelante el convenio también las hubo, como «cuando vimos que el proyecto de Santander se aprobaba y Gijón se quedaba atrás. En aquel momento se puso difícil la cosa», recordaba Couto, a lo que Moriyón apuntó que «hubo momentos donde disimulamos y decíamos que no pasaba nada, pero lo que ocurría es que no pasaba nada en el peor sentido. A veces había que contenerse».