«El Tostaderu es un auténtico lujo»

Álvaro Cajigal, ayer en el Tostaderu, con otras asiduas a la escalera 16 de San Lorenzo. / DAMIÁN ARIENZA
Álvaro Cajigal, ayer en el Tostaderu, con otras asiduas a la escalera 16 de San Lorenzo. / DAMIÁN ARIENZA

Álvaro Cajigal no falta a su cita con el sol y la tertulia tras el premio de la revista 'TIME' | «Nos gusta mucho más venir en invierno, cuando el sol pega menos y no hay tanto barullo en la playa. Estamos mucho más tranquilos»

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Del Tostaderu al mundo. Eso sí, pasando por el gimnasio. Que la fama les pille preparados. Álvaro Cajigal está exultante de alegría después de que una foto que protagonizó haya sido elegida por la revista 'TIME' como una de las cien mejores del año. Su autor, el fotoperiodista Eloy Alonso, ha hecho que estos asiduos de la escalera 16 de la playa de San Lorenzo hayan visto alterada su rutina diaria -cuando el orbayu y la ciclogénesis lo permiten- debido a la gran repercusión de la pintoresca estampa del paisaje y paisanaje playu.

Álvaro no está solo en la foto. Le acompañan sus compinches de sol y tertulia: Lerinia, Ana, Conchita, Pili y Selva. «Nos gusta más el Tostaderu en invierno, cuando el sol pega menos y hay mucho menos barullo en la playa. Estamos mucho más tranquilos y el sol pega igual...», explica Álvaro, que lamenta no tener tanto tiempo como sus amigas para disfrutar del placer de hacer la fotosíntesis a orillas del Cantábrico, incluso en pleno diciembre. Como ayer. «Ellas están jubiladas y tienen más tiempo libre, yo tengo que aprovechar las horas que no trabajo y aprovechar cuando sale un rayín de sol para bajar», dice este trabajador de un centro comercial. Tiene su rincón de esparcimiento cerca. Vive en el barrio de La Arena, más próximo a la escalera 10, pero no cambia el Tostaderu por ningún otro enclave. «Es la mejor zona de la playa. Si no pega el viento del Oeste es un lujo, somos unos privilegiados», considera.

La expectación levantada con la fotografía -publicada incluso en medios de comunicación de Suiza- no ha hecho que alteren su rutina. «Antes mucha gente que paseaba por El Muro ya nos sacaba fotos, pero ahora desde que salió la imagen de Eloy, mucho más. Eso sí, la fama no nos va a cambiar», bromea. Ni la popularidad ni los consejos médicos para tomar el sol de forma moderada. «Vamos a morir todos, así que por lo menos que estemos contentos mientras podamos, eso sí, siempre hay que tomar el sol con protección, con crema solar», plantea Álvaro, que además del Tostaderu frecuenta a diario el gimnasio.

A la pregunta de cuántas horas pasa al día en el centro deportivo, contesta con evasivas: «Muchas, bastantes, pero prefiero no concretar...», dice. Lo que sí está meridianamente claro es que esos músculos esculpidos son más de levantar pesas que de levantamiento de copa en barra fija. Pero para fijos, fijos, ellos. Los protagonistas de una de las cien mejores imágenes del año.