Tres de los barcos más emblemáticos de la navegación española amarran en Gijón