Los tres detenidos por agredir y robar a un taxista en Pumarín ingresan en prisión

Se trata de tres jóvenes con antecedentes por delitos contra el patrimonio que se conocieron en el centro de Sograndio

O. SUÁREZ / D. BUSTOGIJÓN.

Los tres jóvenes detenidos por agredir y robar a un taxista la madrugada del lunes ingresaron en la tarde de ayer en prisión después de pasar a disposición del juzgado de guardia durante la mañana. Se trata de un vecino de Gijón de 19 años y otros dos residentes en Avilés, de 18 y 19. Los tres son de origen sudamericano y cuentan con antecedentes por delitos contra el patrimonio y, al parecer, se conocen de una estancia en el centro de menores de Sograndio.

Los hechos se produjeron poco después de las 4 de la madrugada del lunes en la calle Roncal, en Pumarín. Según explicaron desde la Comisaría, el taxista «fue abordado por estos tres jóvenes, que le pidieron la hora y al decirles que no llevaba reloj, le dieron un puñetazo en el ojo y le agredieron entre los tres para quitarles la cartera».

La víctima alertó a la Policía Nacional, que de forma inmediata desplegó un amplio dispositivo para localizar a los autores. Dos de ellos fueron interceptados poco después en la avenida Schulz, momento en el que «ofrecieron una fuerte resistencia, propinando a los agentes patadas y puñetazos». El tercer implicado fue localizado en la calle Manuel Llaneza poco después.

El agredido fue asistido en el hospital, donde le diagnosticaron «un trauma ocular en el ojo del que se está recuperando», apunta la Policía Nacional. Esa lesión le impide desarrollar su profesión, por lo que deberá de permanecer unos días de baja. Esa misma noche los tres individuos habrían intentado robar a otro hombre en la avenida Gaspar García Laviana.