El TSJA ratifica los 11 años de prisión a un hombre por abusar de la hija de su sobrina de 8 años en Gijón

El TSJA ratifica los 11 años de prisión a un hombre por abusar de la hija de su sobrina de 8 años en Gijón

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha desestimado íntegramente el recurso presentado por la defensa

EUROPA PRESS

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha desestimado íntegramente el recurso presentado por la defensa y confirma en todos sus términos la sentencia de la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Oviedo, con sede en Gijón, que en marzo de 2019 había condenado a un hombre a 11 años de prisión y distintas medidas de alejamiento por delito continuado de abuso sexual a una menor en Gijón.

El TSJA estima el testimonio de la menor al «superar el análisis de la verosimilitud porque sus declaraciones han sido coherentes y no incurren en contradicciones en lo esencial y tiene apoyo en corroboraciones periféricas que dotan su testimonio de credibilidad como son las declaraciones de su madre y de su actual pareja».

Además el fallo judicial refleja que los hechos narrados por la menor «son coherentes con la prueba pericial médica cuyo diagnóstico de crisis ansiosa y el hallazgo de que el himen no impresiona íntegro resultan plenamente compatibles con los hechos que describe la víctima».

El tribunal considera como hechos probados que, en diferentes fechas no exactamente determinadas pero al menos desde el año 2012, el procesado, de 59 años, aprovechándose de la circunstancia de que la menor, de 8 años, era hija de su sobrina y que por ese motivo acudía frecuentemente a su domicilio de Gijón, comenzó a realizarle tocamientos por el cuerpo, advirtiéndole de que no debía contar nada a nadie.

En una fecha no determinada del año 2012, mantuvo relaciones sexuales con ella, comportamiento que repitió al menos en otra ocasión posterior en fechas no exactamente determinadas pero en todo caso comprendidas entre los años 2015 y 2016, cuando la menor tenía 12 o 13 años. La niña mantuvo estos hechos en secreto hasta que finalmente el día 14 de agosto de 2017 relató la situación a su madre y al compañero sentimental de ésta.

A consecuencia de dichos hechos, la menor experimentó una situación de ansiedad episódica en el marco de un trastorno adaptativo con alteración mixta de emociones y conductas.