La urbanización del solar junto a la gasolinera de Foro creará 3.271 metros cuadrados de parque

Estado actual del solar, totalmente cubierto de maleza, con el cartel de los nuevos pisos. / ARNALDO GARCÍA
Estado actual del solar, totalmente cubierto de maleza, con el cartel de los nuevos pisos. / ARNALDO GARCÍA

Asturcontinental construirá dos edificios que sumarán 85 viviendas y abrirá un nuevo acceso peatonal entre Severo Ochoa y Constitución

MARCOS MOROGIJÓN.

La aprobación del Plan General de Ordenación (PGO) ha reactivado una operación urbanística en el Alto Pumarín que lleva fraguándose 15 años. Se trata de la urbanización del solar colindante con la gasolinera de Foro, delimitado también por la avenida de la Constitución y las calles Río Eo y Severo Ochoa. La construcción de viviendas y la creación de una nueva zona verde pública en lo que actualmente no es más que un descampado cubierto de maleza que ocupa una superficie de 8.827 metros cuadrados y por el que pasan delante a diario cientos de conductores.

Una empresa promotora, Asturcontinental de Edificaciones, sucesora de Coto de Los Ferranes, ya está volcada en la tramitación urbanística de este desarrollo residencial que requiere de la aprobación de un estudio de detalle. La gestión de los terrenos, no obstante, corresponde a una junta de compensación donde están presentes más propietarios. En este ámbito, además del Ayuntamiento y la citada promotora, también son propietarios Informe Tres S. L, Nieves Moreno Folgueras y La Fontaciera S. L. La documentación del proyecto está disponible porque acaba de entrar a fase de consultas previas en el servicio de evaluación ambiental del Principado de Asturias.

La solución edificatoria para este ámbito (con ficha en el PGO como AUA-057 Severo Ochoa) establece una superficie máxima edificable sobre rasante de 11.416 metros cuadrados. Pero el gran beneficio para los residentes en la zona será la creación de un nuevo parque público de 3.271 metros cuadrados en esa zona limítrofe con las hamburgueserías con servicio para coches de McDonalds y Burger King.

La actuación prevista ensanchará unos dos metros la acera en el frente de Constitución

Otra de las mejoras en ese actual foco de insalburidad en Pumarín será la apertura de un nuevo paso peatonal seguro a través de la zona verde pública, entre las calles Severo Ochoa y la avenida de la Constitución.

El proyecto en tramitación prevé el reparto de la edificabilidad en dos nuevos edificios que sumarán entre 80 y 85 viviendas (incluyendo ahí el 10% de cesión del aprovechamiento lucrativo al Ayuntamiento). Los dos bloques contarán con bajos comerciales, plazas de garaje y se elevarán en un caso hasta las cinco alturas y en el otro hasta las seis con el remate de los edificios con la tipología de ático.

El edificio de mayor tamaño, una pastilla en forma de 'L', con frente en Constitución y esquina con la calle Río, será el que promoverá Asturcontinental y llevará por nombre comercial 'Reconquista'. Sus pisos se ofertan todos con terrazas y ya están en fase de precomercialización en colaboración con el grupo inmobiliario El Sol.

El bloque más pequeño, en forma de cuña y pegado al aparcamiento del McDonalds, concentrará la edificabilidad del propietario minoritario del ámbito.

El proyecto, que aún no ha sido aprobado de forma inicial en el Ayuntamiento, propone asimismo la subedificación en el espacio entre los dos edificios calificado como zona verde, de manera que se pueda unir el sótano de ambos para mejora su aprovechamiento como garaje, con dos entradas desde la calle Severo Ochoa.

En la esquina sur del ámbito existen dos edificios que también se recogen a efectos de ordenación en el plano correspondiente del estudio de detalle, a pesar de que se encuentran fuera de la operación residencial.

En lo referente a las aceras, éstas se encuentran ejecutadas en todos sus frentes salvo una ampliación, un ensanchamiento de unos dos metros que será preciso realizar en la avenida de la Constitución.

Erizos y gatos

En enero de 2015 el solar de Pumarín estuvo en el punto de mira de colectivos animalistas y proteccionistas de la naturaleza. Cepesma y Gijón Felino lograron detener la limpieza del solar con máquinas desbrozadoras, ordenada por el Ayuntamiento, para rescatar a una colonia de gatos callejeros y erizos que vivían entre la maleza.

No obstante, el documento ambiental estratégico que acompaña al estudio de detalle presentado por los promotores no prevé ni afecciones al patrimonio cultural ni perjuicios medioambientales derivados de la operación. Respecto a la fauna solo se hace constar que allí hay quirópteros (murciélagos) junto a especies de mamíferos insectívoros y roedores.

Temas

Gijón