Los vecinos critican la «rebaja de la presión» por las emisiones

Asistentes a la reunión del Consejo de Medio Ambiente. /  J. PETEIRO
Asistentes a la reunión del Consejo de Medio Ambiente. / J. PETEIRO

Advierten de que no volverán a acudir a reuniones del Consejo de Medio Ambiente sin contar con toda la documentación previa

M. MORO GIJÓN.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana (FAV), Adrián Arias, constató ayer que hay «una rebaja de presión» por parte de Ayuntamiento y Principado respecto al problema de las emisiones contaminantes que padecen los residentes en la zona oeste. Arias, que asistió en calidad de invitado a la reunión del Consejo Sectorial de Medio Ambiente, entregó a la alcaldesa y al resto de asistentes un informe con los datos de calidad del aire obtenidos durante el mes de septiembre y el arranque de octubre en las estaciones de medición de El Lauredal y de la avenida de la Argentina. Un informe que pone de manifiesto diez superaciones diarias en los valores autorizados de partículas PM10 en septiembre y otras cinco en lo que va de octubre con un patrón nocturno de emisiones donde se concentran los picos más altos de polución.

El dirigente vecinal asegura que, lejos de hallar complicidad y preocupación en el ámbito institucional, los responsables medioambientales del Ayuntamiento sostuvieron que la situación es mejor que en 2017, algo que refutan los vecinos que enviarán los datos a la UE, Defensor del Pueblo y el Ministerio de Transición Ecológica.

Arias y el resto de representantes vecinales advirtieron de que no volverán a las reuniones del consejo de Medio Ambiente si no les aporta antes la documentación sobre los temas que se van a tratar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos