Los grupos municipales acuerdan nombrar Hijo Predilecto a título póstumo a Tini Areces

Los grupos municipales acuerdan nombrar Hijo Predilecto a título póstumo a Tini Areces
Vicente Álvarez Areces, un día antes de su fallecimiento, en la Junta General del Principado. / DAMIÁN ARIENZA

El exalcalde y expresidente regional recibirá un honor que comparten otras 13 personas. La última vez que se concedió fue en 2010 a Santiago Carrillo

MARCOS MORO

Los seis grupos políticos del Ayuntamiento de Gijón acordaron ayer que el honor de Hijo Predilecto de la Villa recaiga este año a título póstumo en el exalcalde y expresidente del Principado, Vicente Álvarez Areces. De esta forma Tini Areces se convertirá en la decimocuarta persona que recibe este título desde 1866 y se sumará a un cuadro de honor local en el que también están personalidades como Faustino Rodríguez San Pedro (desde 1907), Dionisio Cifuentes (desde 1949), Nicanor Piñole (desde 1963), Torcuato Fernández-Miranda (desde 1966), Marcelino García Rubiera (desde 1968), Fermín García-Bernardo (desde 1992), Orlando Pelayo (desde 1992), Aurelio Menéndez (desde 1994), Arturo Fernández (desde 1994), Luis Adaro Ruiz-Falcó (desde 2003), José María Díez-Alegría (desde 2005), María Dolores Muñiz (desde 2007) y Santiago Carrillo (desde 2010). De esa nómina solo están viva una persona: el actor Arturo Fernández.

La concesión del título al carismático político gijonés, fallecido el pasado 17 de enero, será votada en el Pleno de Honores y Distinciones que se celebrará el próximo 13 de marzo. Para la entrega de esta distinción a la familia de Álvarez Areces habrá que esperar al 29 de junio, coincidiendo con la festividad local de San Pedro. Será cometido en todo caso ya de una nueva Corporación municipal, la resultante de las elecciones del 26 de mayo, en una ceremonia que se viene celebrando los últimos años en el Teatro Jovellanos.

La propuesta partió de grupo socialista que la fue defendiendo en conversaciones informales con el resto de grupos hasta que se llegó al acuerdo formalizado ayer en la junta de portavoces. Desde el PSOE se tuvo como premisa que el reconocimiento fuera una iniciativa unitaria de toda la Corporación que no suscitase ningún tipo de controversia. Y así ha sido.

El portavoz del PSOE, José María Pérez, destacó ayer que «nombrar a Tini Areces Hijo Predilecto supone un reconocimiento a su liderazgo en la modernización de Gijón para convertirla en una ciudad del siglo XXI y también a su compromiso personal y político en defensa de la democracia y libertad».

Más información

Desde PP y Ciudadanos también respaldaron ayer públicamente la concesión del título al político socialista que falleció siendo senador. Pablo González remarcó que «todas las ciudades han de reconocer a los alcaldes que fueron los grandes protagonistas de sus cambios. Tini Areces lo fue de Gijón. Sin él, sin duda, seríamos una ciudad distinta», indicó el portavoz del PP matizando que «todo ello desde la discrepancia ideológica»

José Carlos Fernández Sarasola, portavoz de la formación naranja, señaló que «es un merecido homenaje de todo Gijón al alcalde que transformó la ciudad preparándola para el siglo XXI. Un alcalde que dejó una huella imborrable en nuestra ciudad».

Desde IU Aurelio Martín, que además fue consejero en unos de sus gobiernos regionales, remarcó que el honor que recibirá quien fuera alcalde entre 1987 y 1999 «es muy merecido. En este caso representamos y conectamos con el sentir mayoritario de la ciudad de Gijón».

Incluso el secretario general de Podemos en Gijón y portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, cuyo partido fue el que más criticó la gestión de Álvarez Areces en vida, dio su respaldo al homenaje póstumo: «Vicente Álvarez Areces, como todo alcalde democrático, se merece el reconocimiento de su ciudad».

El reglamento municipal establece que los títulos de Hijo Adoptivo (hay 34 tras la revocación del título a Rodrigo Rato) e Hijo Predilecto (con Tini serán 14) tendrán carácter vitalicio y, una vez otorgados seis de cada uno de ellos, no podrán conferirse otros mientras vivan las personas favorecidas, a menos que se trate de un caso muy excepcional a juicio de la Corporación, que habrá de declarar esa excepcionalidad previamente en sesión plenaria y por unanimidad».

Ambos títulos además pueden ser concedidos a título póstumo dentro del año siguiente al fallecimiento del distinguido, salvo casos excepcionales. También está recogido en el reglamento.