Los voluntarios recuerdan que la ley les impide «sustituir» a los policías locales

R. MUÑIZ GIJÓN.

La Policía Local tiene 317 agentes, de los que el 20% están en condiciones de jubilarse. De momento solo 14 han iniciado los trámites, pero las vacantes que se avecinan obligan a tomar medidas. El Ayuntamiento ha convocado 29 nuevas plazas pero es consciente de que no será suficiente; una vez seleccionados, los aspirantes deben hacer un curso de un año antes de incorporarse al servicio activo. De esa necesidad parten las declaraciones del concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, de recurrir a los 64 voluntarios de Protección Civil para «paliar» las carencias en materia de seguridad. «A la hora de realizar, por ejemplo, cortes de tráfico, pueden ser de gran ayuda», ejemplificó el martes.

La idea ha extrañado a la Plataforma de Voluntariado de Asturias, colectivo que emitió un comunicado recordando los límites que desde el año 2001 impone la ley autonómica del voluntariado. La norma especifica que quienes se ofrecen para colaborar lo hacen en «actividades de interés general» y de forma solidaria y altruista. «La actividad de voluntariado en ningún caso podrá sustituir prestaciones de trabajo o servicios profesionales remunerados», establece. En el mismo sentido la ley estatal 45/2015, que también regula la materia, advierte de que «la realización de actividades de voluntariado tampoco podrá sustituir a las administraciones públicas en el desarrollo de funciones o en la prestación de servicios públicos a los que están obligados por ley».

«Es por ello por lo que instamos a aclarar las declaraciones» realizadas por el concejal, solicita la Plataforma. De esa forma esperan «no transmitir una imagen distorsionada de la acción voluntaria». El colectivo recuerda que el propio reglamento de la agrupación municipal de Protección Civil ciñe sus cometidos a la «realización de acciones humanitarias y de solidaridad social».