El vuelo de 44 horas entre Tablada y Río de Janeiro

Una de las réplicas que forman la muestra. / JOSÉ SIMAL
Una de las réplicas que forman la muestra. / JOSÉ SIMAL

La exposición aborda la historia de la aviación a través de diversas réplicas de aeronaves militares y comerciales

CANDELA DEL VALLE GIJÓN.

'Jesús del Gran Poder' fue el nombre con el que fue bautizado el avión 'Breguet XIX' que sobrevoló el océano Atlántico desde Tablada (Sevilla) con la intención de batir el Récord Mundial de Distancia el 24 de marzo de 1929. Se convirtió, sin embargo, en uno de las travesías más largas de la historia aeronaútica: «44 horas hasta llegar a Río de Janeiro». Ahora, la maqueta de esta legendaria aeronave puede observarse, junto a muchas otras, en la muestra 'Vuelo, historia de una aventura', que podrá ser visitada hasta el 25 de julio en el Puerto Deportivo.

La alcaldesa, Carmen Moriyón, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Laureano Lourido, inauguraron ayer al mediodía la exposición aeronaútica militar en la Antigua Rula. La regidora manifestó su entusiasmo por «acoger al ejército del aire en la ciudad» y afirmó también que «es un tributo de los gijoneses. Es lo que Gijón quiere y lo que se necesita».

La evolución de la aeronaútica militar es ilustrada por medio de maquetas a pequeña escala «consideradas bienes de interés cultural». Las réplicas, entre las que pueden encontrarse los primeros zeppelin, bombarderos, apagafuegos y vuelos comerciales, hacen un recorrido por la historia de la aviación contextualizándose en la España del siglo XX. Entre las piezas expuestas cabe destacar la maqueta de un dirigible ideada principalmente para las personas invidentes que acudan a la exposición. La misma está inspirada en el dirigible 'Astra-Torres' del año 1910.

Entre las piezas destaca la réplica de un dirigible ideada para personas invidentes

En palabras del teniente Caballero, responsable del Museo de Aeronaútica y Astronaútica, «esta muestra servirá para enseñar el ejército del aire en lugares en los que no tiene representación», como es el caso de Gijón.

El Ejército del Aire presentó este proyecto enmarcado en el verano gijonés que tiene como estrella de su programa el festival aéreo celebrado en la playa de San Lorenzo. Sumado a este evento, el 22 de julio, se podrá disfrutar frente a la sala de exposiciones de la Antigua Rula de la cabina de un RF-4C Phantom II en desuso desde el año 2002 y procedente del ALA 12 de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz. También será expuesto, coinciendo con el festival aéreo, un caza F-5 utilizado actualmente en varias escuelas militares del aire para realizar prácticas. Los curiosos que se acerquen a verlos podrán hacerse fotografías subidos a ellos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos