La ZALIA «explora opciones» para reestructurar su composición accionarial

La ZALIA «explora opciones» para reestructurar su composición accionarial

El Principado lo antepone a hacerse con todo el capital social, una opción que llevaría más tiempo y retrasaría abordar las obras pendientes

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

El pasado 28 de noviembre, con motivo de la visita a El Musel de la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, el consejero de Infraestructuras y presidente del consejo de administración de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), Fernando Lastra, anunció la intención del Principado de hacerse con la totalidad de las acciones de la sociedad. En principio, eso permitiría agilizar los trámites para acometer las estructuras que todavía son necesarias en la zona logística para que se puedan poner a la venta las parcelas. El problema es que para que sea una realidad es necesario tramitar una ley en la Junta General del Principado, lo que, además del apoyo de una mayoría de la cámara, requeriría de bastante tiempo.

Fernando Lastra plantea ahora una nueva alternativa. Sin renunciar a la primera alternativa, «queremos explorar algunas opciones que reestructuren la composición accionarial antes de dar ese paso (la compra de todas las acciones) y encontrar una solución con esa reestructuración para conseguir los recursos suficientes que nos permitan abordar las estructuras pendientes», explicó ayer el consejero, antes del inicio de la reunión del consejo de administración de la ZALIA.

«El objetivo es no parar»

No entró en detalles de cómo podría abordarse esa reestructuración accionarial, pero Fernando Lastra sí explicó que uno de los socios, el Ayuntamiento de Gijón, «ha mantenido sus compromisos en todo momento y sé que con esfuerzo y, a veces, con incomprensión política. Ha considerado estratégico el proyecto y no tengo ninguna queja, al contrario. Hay que reconocer ese esfuerzo y valorarlo».

Los consejeros analizaron ayer el cierre del año de la sociedad y la estrategia a seguir a partir de ahora. Después de que Puertos del Estado aprobara la aportación de fondos para garantizar la gestión ordinaria de la ZALIA hasta el 31 de diciembre de 2019, «el objetivo es no parar; seguir hasta encontrar la solución que nos permita financiar las inversiones pendientes para que se puedan vender las parcelas». Esas inversiones se centrarían en dotar de energía a la zona logística, culminar la urbanización con todos los servicios necesarios y, finalmente, ponerla en el mercado. Pero sin dejar de lado que «en los próximos tiempos va a tomar mucha relevancia la intermodalidad a la que se dirige nuestro sistema de comunicaciones tanto ferroviario como por carretera», apuntó Lastra.

Los cálculos indican que serán necesarios unos once millones de euros para poner la zona logística en perfectas condiciones y solo la subestación eléctrica alcanzará los seis millones. Desvíos de las líneas de distribución eléctrica y culminar la urbanización son otras de las actuaciones que se habrán de realizar.

 

Fotos

Vídeos