Alberto Fernández promete erradicar el hambre en Argentina

Alberto Fernández presenta un plan contra el hambre./EFE
Alberto Fernández presenta un plan contra el hambre. / EFE

El candidato opositor presenta un plan para acabar con la pobreza, que se ha disparado durante el mandato de Mauricio Macri

MARCELA VALENTE

A veinte días de las elecciones presidenciales de Argentina, Alberto Fernández, candidato opositor y favorito a alzarse con la máxima magistratura, lanzó este lunes 'Argentina sin hambre', un plan que promete erradicar la indigencia. En plena campaña electoral, Fernández apuntó así a uno de los mayores fracasos del presidente, Mauricio Macri, su rival en la contienda, que había prometido «pobreza cero» durante su mandato y lo termina con la miseria en alza.

«No es posible que en el país del trigo y de las vacas falte el pan y la leche en la mesa de los argentinos», desafió el candidato desde la sede de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, frente a un auditorio en el que se destacaban dirigentes políticos, religiosos, sociales y de derechos humanos. Fernández recordó que Argentina produce alimentos para 400 millones de personas y que resulta «una vergüenza» que no pueda terminar con el hambre de 15 millones.

Para avanzar con el programa propuso acordar una rebaja del precio de los alimentos básicos de la dieta familiar, promover la competencia entre productores grandes y pequeños, otorgar una tarjeta de alimentación a los más vulnerables y convocar a personalidades independientes para que sumen su voz a la batalla contra la indigencia.

El candidato, que ganó las primarias de agosto con el 49,5% de los votos, pidió a su experto en el área social, Daniel Arroyo, que preparase un plan de medidas para erradicar la pobreza extrema, que está en aumento. La propuesta consiste en convocar a empresas, organizaciones sociales, universidades e iglesias para trabajar por ese objetivo urgente.

Según datos oficiales en el primer semestre de este año la pobreza alcanzó al 35,4% de la población y la indigencia al 7,7%. Se trata de porcentajes superiores a los del mismo período de 2018 que fueron del 27,3% y del 4,9%, respectivamente. Para Macri, que compite por su reelección, esas cifras son fracaso.

Más del 50% en los sondeos

En las primarias, el actual presidente quedó segundo con un 32,9% de los votos. Desde entonces, Fernández ha seguido creciendo en los sondeos y actualmente se prevé una victoria opositora por más de 50% de los sufragios. El candidato peronista, que acude con la expresidenta Cristina Fernández como compañera de fórmula, aseguró que la iniciativa no es una propuesta electoral pues se debe comenzar ahora mismo. «Si gano voy a ponerme al frente, pero si no es así todos deben quedar condicionados a cumplir el plan», resaltó.

Para dar la batalla prometió «reperfilar los precios de los alimentos», una ironía que aludió a la propuesta del Gobierno de Macri de «reperfilar» los vencimientos de la deuda externa que no se pueden pagar en tiempo y forma. «Olvidemos nuestras diferencias y pensemos cuánto nos necesitan los que padecen hambre. Vamos a ser una gran sociedad si lo logramos», aseguró. Y reiteró su aspiración de «no ser un gran presidente sino el presidente de un gran país».