Biarritz se blinda ante la cumbre del G7

Casi siete mil agentes de Polícia, Guardia Civil y de la Ertzantza desplegados para la cumbre del G-7, que se celebra este fin de semana en la localidad francesa de Biarritz. A los que se suman los más de 12.000 efectivos franceses."Hay una labor de coordinación importante, para garantizar la seguridad", asegura el ministro del Interior en funciones Un enorme dispositivo "no hay ninguna improvisación" asegura Fernando Grande-Marlaska que se ha desplazado a San Sebastián, donde estará el centro de coordinación.Biarritz es ya una ciudad blindada con vigilancia terrestre, aérea y marítima y fuertes restricciones para residentes y trabajadores, que deben estar permanentemente acreditados.Todo para garantizar la seguridad de los mandatarios de los siete países más industrializados del mundo. El aeropuerto de Vitoria ha sido cerrado al tráfico. hasta allí volará el Air Force One, el avión presidencial de Donald Trump, que posteriormente viajará a Biarritz en su helicóptero.Tráfico también lleva días advirtiendo a los conductores para que eviten el paso fronterizo de Irún-Hendaya durante los días que dure la cumbre y ofrece itinerarios alternativos.