Bolsonaro declara su adoración a Trump

Bolsonaro regala a Trump una camiseta de la selección brasileña de fútbol con su nombre, durante su reunión de este martes en la Casa Blanca./EP
Bolsonaro regala a Trump una camiseta de la selección brasileña de fútbol con su nombre, durante su reunión de este martes en la Casa Blanca. / EP

El presidente brasileño forja con el mandatario de EE UU una nueva era de entendimiento en su primer viaje al extranjero

CAROLINE CONEJERONueva York

En su primera visita al extranjero, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, llegó a Washington cargado de propuestas y regalos para Donald Trump, con quien espera crear un vínculo especial que se materialice en acuerdos económicos y de cooperación. El líder ultraderechista, que frecuentemente ha expresado su admiración por el presidente estadounidense y de quien ha adoptado su estilo de gobernar a base de mensajes combativos por Twitter, etiquetó su visita como «el principio de una asociación para la libertad y la prosperidad» y declaró que sus países conforman juntos una amenaza para quienes defienden la tiranía e ideologías retrógradas en el mundo.

Trump halagó repetidamente a Bolsonaro y destacó el acuerdo con Brasil que permitirá a los norteamericanos el uso compartido de la estación de lanzamiento de satélites de Alcántara, altamente deseado por Washington desde hace más de 20 años. Asimismo agradeció al político sudamericano el anuncio de la excepción de visas de negocios y de turismo para EE UU, Canadá, Japón y Australia a partir del 17 de junio.

LA CLAVE

Mutua sintonía.
El jefe de la Casa Blanca designa mejor aliado fuera de la OTAN al país sudamericano

Bolsonaro también se deshizo en adulación hacia su anfitrión, de quien destacó la visión que les une en los tiempos de la «corrección política» y 'fake news' y con quien dijo iniciar una nueva era. En esa línea, señaló ser el primer presidente brasileño en los últimos 20 años no antiamericano, habló de la cooperación con Washington en los envíos de ayuda humanitaria a Venezuela y el incremento de las relaciones estratégicas conjuntas en la región. Evitó, no obstante, responder a preguntas de los medios sobre si permitiría la presencia militar de EE UU en Brasil en relación con la crisis del chavismo.

El jefe de la Casa Blanca aprovechó la presencia de Bolsonaro para afirmar que todas las opciones están sobre la mesa con respecto a Venezuela, incluidas sanciones duras, aunque por ahora la acción se concentra en la ayuda humanitaria a quienes «mueren y pasan hambre en las calles». Además, enfatizó la necesidad de terminar con el régimen y renovó el llamamiento a los militares para echar a Maduro.

Invitación oficial

El mandatario norteamericano, que ve en Bolsonaro un gran aliado estratégico en la región, anunció designar a Brasil mejor aliado de EE UU fuera de la OTAN, y dejó caer la improbable posibilidad de incluir al país en la Alianza Atlántica. Bolsonaro, entretanto, defendió la construcción del muro e invitó a Trump a visitar oficialmente el país.

La elección de EE UU para su primera visita a un país extranjero revela la importancia que el presidente brasileño dota a las relaciones con la gran economía del norte, relaciones que espera materializar en una expansión comercial y económica. Del mismo modo, aunque Bolsonaro por ahora no es partidario de una intervención en Venezuela, Trump podría incentivar otras oportunidades de cooperación como entrenamientos militares conjuntos en la zona y acceso preferencial del país sudamericano a la compra de equipos y tecnología de defensa estadounidenses.