EE.UU. sigue poniendo trabas a la caravana de migrantes

Ante el imparable avance de miles de migrantes centroamericanos hacía Estados Undios, el secretario de Defensa, James Mattis, se ha ido hasta la frontera enTexas. Ha estado con las tropas desplegadas en la zona, cuya misión es impedir la entrada de los migrantes. "Por ahora no está previsto que los militares entren en contacto con los migrantes", ha dico. Por ahora, no portarán armas ni participarán en labores de control aduanero.Por su parte, un empresario mexicano, que prefiere mantenerse en el anonimato ha proporcionado autobuses para trasladar a los migrantes hasta la frontera. Quien logran una plaza solo espera la comprensión del presidente Trump para qye les deje atravesar las barreras.Son miles los que se agolpan a la puertas de Estados Unidos, algunos albergan la esperanza de ser recibidos en el país por su familia residente allí. Otros sopesan sus posibilidades y por ahora se toman un tiempo en México.Ya ha pasado más de un mes desde que el pasado 13 de octubre miles de personas iniciaron este viaje.