El republicano Scott Walker anuncia su candidatura a la carrera electoral

Scott Walker, gobernador de Wisconsin./
Scott Walker, gobernador de Wisconsin.

El gobernador del estado de Wisconsin se convierte así en el candidato número 15 del Partido Republicano en sumarse a la disputa presidencial

COLPISA / AFPmilwaukee

El gobernador del estado de Wisconsin, Scott Walker, ha anunciado oficialmente este lunes su candidatura en las primarias republicanas para la elección presidencial de 2016. Walker, que ganó relevancia a nivel nacional por su intensa batalla contra los sindicatos de trabajadores, ha desvelado su candidatura en Twitter y está previsto que pronuncie un discurso en Wisconsin (noreste) en el correr del día.

"Estoy en carrera. Presento mi candidatura a presidente porque los estadounidenses se merecen un líder que luche y que gane por ellos. - SW ScottWalker.com #Walker16," ha escrito en Twitter. Walker, de 47 años, se convierte así en el candidato número 15 del Partido Republicano en sumarse a la carrera. Se espera que el gobernador de Ohio (noreste), John Kasich, se convierta en el décimosexto precandidato a finales de mes.

Según varios sondeos, analizados por el sitio estadounidense de encuestas RealClearPolitics.com, Walker sería el segundo favorito del partido republicano detrás de Jeb Bush. Por su parte, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton es la favorita para ganar la candidatura del partido demócrata para suceder al presidente Barack Obama.

Un reformador conservador

Walker ha instaurado una serie de reformas conservadoras en Wisconsin que incluyen altos recortes fiscales, una ley de derecho al trabajo que hace que las afiliaciones a los sindicatos sean voluntarias y no obligatorias, un endurecimiento de las leyes sobre el aborto y un control de las regulaciones estatales.

El gobernador era virtualmente desconocido a nivel nacional hasta 2011, cuando su plan de reducir el poder de negociación colectivo de los empleados estatales provocó la ira de los sindicatos, cuyos miembros organizaron numerosas manifestaciones en la capital del estado de Wisconsin, Madison.