El autor del tiroteo en California tuvo contacto con grupos afines a Al-Qaida

Las armas que llevaban los autores del tiroteo. /
Las armas que llevaban los autores del tiroteo.

El FBI investiga como "acto terrorista" la matanza perpetrada por el matrimonio musulmán en San Bernardino, aunque descartan que formaran parte de una célula

COLPISA / AGENCIASwashington

Syed Farook, el principal sospechoso del tiroteo registrado el pasado miércoles en la ciudad estadounidense de San Bernardino (California), en el que murieron 14 personas, habría tenido contacto con al menos dos organizaciones yihadistas extranjeras, entre ellas el Frente al Nusra, la filial de Al-Qieda en Siria, según ha informado el diario 'Los Angeles Times' citando a un alto cargo federal.

más información

La fuente ha indicado que existía "algún tipo" de contacto entre Farook y miembros del Frente al Nusra e integrantes de la organización terrorista somalí Al Shabaab, también afín a Al-Qaida. No está claro qué tipo de contacto o con quién se mantuvo, según añade el mismo periódico.

Mientras tanto, el FBI confirmó este viernes que está investigando como "un acto terrorista" la matanza perpetrada por el matrimonio musulmán, en medio de informaciones que apuntan a que la mujer manifestó su lealtad al Estado Islámico a través de Facebook. "Hay muchas pruebas que nos han llevado a decir que estamos investigando este ataque como un acto terrorista", explicó en una rueda de prensa el director adjunto del FBI en Los Ángeles, David Bowdich.

Descartan una célula terrorista

Los agentes encontraron en la vivienda de Syed Farook y Tashfeen Malik, de 28 y 29 años, un gran arsenal de armas, munición y explosivos, dos teléfonos celulares destruidos en una papelera y las pruebas de que habían intentando eliminar su historial de navegación por internet. "Esperamos que las huellas digitales dejadas por estos individuos nos lleven al motivo" del ataque, afirmó Bowdich. "Esta prueba es muy importante".

La pareja asesinó el miércoles a 14 personas e hirió a otras 21 durante la fiesta navideña organizada por la empresa en que trabajaba Farook en la ciudad de San Bernardino. A pesar de los indicios, el FBI no puede asegurar que el matrimonio recibiera órdenes del grupo yihadista o de si se trata del primer ataque del Estado Islámico en territorio estadounidense.

El director del FBI subrayó sin embargo que "no hay indicios de que estos asesinos hayan sido parte de un grupo mayor organizado o parte de una célula". Una agencia de información afín al EI, Aamaq, informaba este viernes que el tiroteo fue perpetrado por simpatizantes del grupo yihadista. Los abogados de la familia de Farook dijeron a la prensa que el comportamiento de la pareja nunca levantó sospechas.

«Creo que se casó con una terrorista»

La pareja, que se conoció por internet y se casó el año pasado en Arabia Saudí, era muy tradicional. "Las mujeres estaban con las mujeres, y los hombres estaban con los hombres. Así los hombres no interactuaban con ella", ha explicado el abogado Mohammad Abuershaid, que ha añadido que los hermanos de Farook nunca le vieron la cara porque llevaba burqa". "Era una ama de casa tradicional, que se ocupaba de su bebé, era muy conservadora y permanecía aislada. Ayunaba, rezaba cinco veces al día y no conducía por propia voluntad".

Uno de los antiguos compañeros de trabajo de Farook está convencido de que Malik radicalizó a su esposo. "Creo que se casó con una terrorista", dijo a CBS Christian Nwadike. La hermana de Farook seguía sin comprender que el matrimonio hubiese sido capaz de llevar a cabo la peor matanza desde la masacre en la escuela primaria de Sandy Hook, donde 20 niños y seis adultos perdieron la vida en 2012. "Nunca podría haber imaginado que mi hermano y mi cuñada harían algo así, sobre todo porque estaban felizmente casados y tenía una preciosa niña de seis meses", reconoció Saira Khan, hermana de Farook, en declaraciones a la cadena CBS. "Es simplemente alucinante que hicieran algo así", precisó.

Los medios locales aseguraron que Farook pudo haber atacado a sus compañeros de trabajo tras una discusión religiosa durante la fiesta navideña de la empresa. Un testigo explicó que el hombre se fue de la fiesta y regresó poco después junto a su esposa armado hasta los dientes, con ropa militar y una máscara que le cubría el rostro. La prensa pudo entrar este viernes en la vivienda de la pareja, tras un exhaustivo registro de 48 horas. En el interior encontraron un laboratorio para fabricar explosivos, 12 bombas caseras y miles de municiones.