Las inundaciones en Luisiana obligan a evacuar a 20.000 personas

Las fuertes lluvias asolan desde hace días el estado de Louisiana./
Las fuertes lluvias asolan desde hace días el estado de Louisiana.

Obama declara el estado de emergencia y envía a más de 1.700 soldados a la zona para colaborar en las labores de rescate. Hasta el momento hay seis fallecidos

AGENCIASnueva york

Las fuertes lluvias que están asolando desde hace días el estado de Louisiana, en Estados Unidos, han dejado hasta el momento seis muertos y más de 20.000 personas rescatadas, aunque el gobernador del estado, John Bel Edwards, ha advertido de que las precipitaciones aún no han terminado. Unas 40.000 casas y negocios se han quedado sin energía.

El presidente Barack Obama declaró el estado de catástrofe natural que permite otorgar fondos federales de emergencia para financiar la ayuda a las víctimas. Sin dar cifras exactas, el gobernador Edwards ha afirmado que "miles" de viviendas quedaron dañadas. También ha asegurado que los socorristas habían rescatado a centenares de animales.

Edwards ha pedido a los residentes que "no salgan a ver qué pasa" y eviten usar sus vehículos si no es estrictamente necesario porque "la situación es grave y no ha concluido". Las personas que están a salvo en sus hogares deben permanecer en ellos hasta nuevo aviso, insisten las autoridades.

24 horas más

Las inundaciones, que comenzaron el viernes y está previsto continúen al menos un día más, obligaron a cerrar centenares de carreteras y en algunas áreas la situación está empeorando por la crecida del agua.

Las autoridades han podido rescatar finalmente a todas las personas atrapadas en la autopista interestatal 12, entre Baton Rouge y Covington, pero decenas de coches siguen estancados en la vía anegada.

Las labores de rescate en Baton Rouge se vieron dificultadas el domingo por la caída del servicio de comunicaciones de la compañía AT&T durante las primeras horas del día, al inundarse una de sus instalaciones en la zona.