Gateando hasta la meta

Nueva York ha acogido este sábado una carrera peculiar, donde los atletas han mostrado sus mejores técnicas para llegar a la meta, donde les espera, ni mas ni menos que mamá o papá. Se trata de la carrera de gateo de bebés 'Diaper Derby', que cada año congrega a más pequeños corredores. Ataviados con su body amarillo, estos bebés aguardan ansiosos la salida para recorrer la distancia de diez metros que les separa de su progenitor. Conocedores de las múltiples distracciones que los participantes sufren en su recorrido, desde la línea de meta tratan de motivarles agitando sus juguetes favoritos para que lleguen lo más rápido posible a ellos. Todo un reto reservado solo para los más ágiles deportistas. -Redacción-