Irán coloca su bandera en el petrolero británico retenido

Irán se mantiene firme en su pulso a Reino Unido. Lejos de rebajar la tensión, reta, así, con la bandera iraní ondeando en el petrolero Stena Impero. El buque se encuentra en un puerto de Bandar Abbas, al sur del país después de que la Guardia Revolucionaria capturara el barco el pasado viernes en el estrecho de Ormuz. El Gobierno iraní asegura que la detención del Stena fue porque no se respondió a la llamada de auxilio de un barco de pesca con el que había chocado y advierte que seguirá el proceso legal hasta el final, donde los 23 tripulantes podrían ser juzgados antes de su liberación. Mientras, la empresa a cargo del buque rechaza esas explicaciones y asegura que se encontraba en aguas internacionales cuando fue interceptado considerándolo más un acto de venganza por la captura británica de un petrolero iraní hace dos semanas. Todo en plena transición de gobierno británico desde el que amenazan con una respuesta contundente. Como medida provisional, han aconsejado a los buques que navegan con bandera inglesa que eviten la zona. -Redacción-