Jornada electoral y de protesta en Rusia con centenares de detenidos

Un agente se lleva a un menor de la manifestación en San Petersburgo. /Afp
Un agente se lleva a un menor de la manifestación en San Petersburgo. / Afp

Las manifestaciones tuvieron lugar en numerosas ciudades del país, pero no estaban autorizadas por ser día electoral

RAFAEL M. MAÑUECOCorresponsal en Moscú

Las elecciones de gobernadores y alcaldes en 26 regiones de Rusia, incluida Moscú, coincidieron ayer con la jornada de movilizaciones en contra de la subida de la edad de jubilación convocada por los comunistas y por el principal líder opositor, Alexéi Navalni, en prisión desde el pasado 27 de agosto con una pena de 30 días.

Las manifestaciones tuvieron lugar en numerosas ciudades del país, pero no estaban autorizadas por ser día de elecciones. Así que la Policía se empleó a fondo golpeando duramente a la multitud y practicando centenares de detenciones. Y eso que la afluencia a las concentraciones fue menor de lo esperado.

En la capital rusa, según la Radio Eco de Moscú, salieron a la calle entre 3.000 y 5.000 personas, en su mayoría jóvenes por debajo de los 20 años e incluso adolescentes. El Ministerio del Interior ruso rebajaba la cifra a 2.000. La protesta en Moscú comenzó a primera hora de la tarde en la Plaza Pushkin, situada en pleno centro de la ciudad.

La multitud descendió después en dirección hacia el Kremlin y, al llegar a las inmediaciones de la Duma (Cámara Baja del Parlamento), los antidisturbios les cortaron el paso y la emprendieron a porrazos sin que los manifestantes hubieran demostrado actitudes violentas. Tras la feroz carga policial, comenzaron los arrestos y hubo hasta algún menor detenido. Según la organización opositora OVD-info, en toda Rusia se practicaron ayer cerca de 300 detenciones.

Eco de Moscú, citando informaciones de sus corresponsales, aseguró que en todo el país salieron ayer a protestar entre 60.000 y 80.000 personas. Lanzaron gritos en contra del presidente Vladímir Putin, tacharon la reforma de la pensiones de «atraco» y acusaron a las autoridades de llevar 18 años «saqueando» el presupuesto.

El Kremlin temía que la participación en las manifestaciones hubiera sido mucho más numerosa y también que pudiera influir en los resultados de las elecciones regionales y municipales. De manera que se puso toda la carne en el asador para desmovilizar a la oposición. Hasta Google recibió un apercibimiento del Gobierno ruso para que retirase de YouTube los vídeos de Navalni convocando a las manifestaciones al ser calificados de «injerencia» en los comicios. YouTube los retiró.

El pasado 29 de agosto, Putin se dirigió a los rusos en un mensaje televisivo para justificar la necesidad de elevar la edad de jubilación, pero suavizándola ligeramente. La nueva ley, que superará todos los trámites parlamentarios sin obstáculos gracias a la mayoría que ostenta en las dos Cámaras el partido del Kremlin, Rusia Unida, establece que los hombres comiencen a percibir su pensión a partir de los 65 años, no a los 60 como hasta la fecha, y las mujeres a los 60, no a los 55.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos