Naciones Unidas pide un mes de pausa humanitaria en Siria

Unos gritos desgarradores llevan a los servicios de rescate hasta un montón de escombros. Rebuscan con mucho cuidado, retiran los cascotes mientras los llantos se oyen cada vez más fuerte. Hasta que por fin encuentran al superviviente, que es tan solo un niño. Los últimos bombardeos de aviones no identificados en la región de Guta Oriental, el principal bastión rebelde de las afueras de Damasco, han dejado al menos 63 muertos, entre ellos 14 menores y 200 heridos. En los minutos posteriores al ataque aéreo, los supervivientes aparecen pidiendo ayuda cubiertos de polvo y ensangrentados. Hay bebés, mujeres y niños que son traslados en ambulancias. La ONU ha pedido decretar un mes de pausa humanitaria, sin bombardeos en todo el país, para poder asistir a cientos de miles de sirios en las zonas asediadas y evacuar a los heridos y enfermos.-Redacción-