Un niño de 15 años se convierte en el reportero de Guta

Un escenario diferente a sus espaldas en cada vídeo. Un protagonista distinto en cada entrevista. Pero siempre buscando lo mismo: la mirada de un niño atrapado en la guerra de Siria. Se llama Mohamed Najem. Tiene 15 años, es decir, desde que tiene 8 solo ha visto la crueldad de la guerra. Y quiere que nosotros la veamos también. "Estábamos jugando cuando cayó un misil. Cuando me desperté estaba en un centro médico" dice su pequeño amigo. Convertido en reportero a la fuerza, está atrapado en Guta, pide a Bachar Al Asad que le devuelva su infancia. Y al mundo entero que salven su ciudad.