El papa Francisco pide perdón por los casos de pederastia y condena el "daño irreparable" causado a niños

Francisco no ha esquivado el más controvertido de los asuntos que empañan su visita a Chile. "Conozco el dolor que ha significados los casos de abusos ocurridos a menores de edad", ha dicho. Durante una multitudinaria misa, ha apelado a pedir perdón. También se ha dirigido a los sacerdotes para reconocer el dolor de aquellos religiosos más entregados que "han vivido el daño que provoca la sospecha y el cuestionamiento". En la calle, con globos negros como la mancha que la pederastia ha dejado en la iglesia, no ha bastado el perdón que pide el Pontífice. El Papa se ha reunido en privado con familiares y víctimas de esos abusos y también ha visita una cárcel de mujeres. Mañana jueves, Francisco prosigue su viaje en Perú, donde llega precedido por este accidente. Un grupo de peregrinos ha sido acorralado por un coche de policía y hay seis heridos, entre ellos estas dos mujeres.-Redacción-