16 muertos y tres desaparecidos en Francia por las inundaciones

Una de las calles de Niza inundada. /
Una de las calles de Niza inundada.

Las fuertes lluvias han inundado las calles de Cannes y Niza, causando deslizamientos de tierra peligrosos

AGENCIAS PARÍS

El balance de las inundaciones que han tenido lugar en el departamento francés de Alpes Marítimos provocadas por fuertes tormentas a lo largo de la noche se ha elevado hasta alcanzar las 16 víctimas mortales, mientras que tres personas se encuentran desaparecidas.

El presidente francés, François Hollande, ha visitado el municipio de Biot, al norte de Antibes, donde tres personas fallecieron en una residencia de ancianos que fue inundada por la crecida del río que pasa por la ciudad. El mandatario ha asegurado desde allí que el balance de muertos todavía no es definitivo y que puede aumentar la cifra de víctimas mortales. De hecho, las autoridades albergan "pocas esperanzas" de encontrar con vida a los desaparecidos, puesto que se encontraban en subterráneos de difícil acceso.

Hollande acudió a la zona acompañado por el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, con quien tiene previsto visitar las ciudades más afectadas y sobrevolar en helicóptero la región.

El presidente ha señalado que las indemnizaciones a los afectados será pagadas en un plazo de tres meses y que se creará un fondo de compensación a los municipios dañados. También ha dicho que se creará una partida de financiación dedicada a los comerciantes afectados para que puedan abrir lo antes posible sus negocios.

Intensidad de las lluvias

Pese a que no se prevén nuevas precipitaciones en la jornada, Hollande ha pedido prudencia a la población, puesto que muchas calles y carreteras del departamento de Alpes Marítimos permanecen cortadas. El presidente ha señalado que la importancia del drama responde a "la intensidad de las lluvias".

Según los servicios meteorológicos, en menos de tres horas cayeron casi 200 litros por metro cuadrado, el equivalente al 10 % de la lluvia que recibe esta zona costera francesa en todo un año.

Niza, la más afectada

La zona más afectada se encuentra entre Niza, al este, y Mandalieu-la-Napoule, al oeste. Los servicios meteorológicos habían alertado de las fuertes precipitaciones, pero señalaron que no se podía avanzar su "amplitud inédita" en la que se han registrado récords históricos de lluvias.

El tráfico se ha restablecido en los principales ejes de carreteras del departamento, pero los trenes permanecen parados y no se espera que vuelvan a circular a lo largo del día.

Unos 29.000 hogares permanecen privados de electricidad por los daños causados por las inundaciones.

En algunas ciudades, como en Cannes, las autoridades han procedido a detenciones porque algunas personas habían aprovechado el caos para efectuar robos.