Evacuan el pueblo donde explotó un misil ruso de propulsión nuclear

Un cartel en el pueblo de Nyonoksa, a 30 km de Severodvinsk, en cuyo campo de pruebas para armas balísticas habría ocurrido el incidente /REUTERS
Un cartel en el pueblo de Nyonoksa, a 30 km de Severodvinsk, en cuyo campo de pruebas para armas balísticas habría ocurrido el incidente / REUTERS

El Gobierno ordena a los habitantes de Nyonoksa que abandonen inmediatamente el pueblo en tren

EUROPA PRESS

Las autoridades de Rusia han anunciado la evacuación de una localidad situada cerca de la base en la que la semana pasada se produjo una explosión durante un ensayo con un propulsor experimental para misiles, si bien la han desvinculado del suceso.

La portavoz de la administración de la ciudad de Severodvinsk, Xenia Yudina, ha manifestado que «el departamento territorial de Nyonoksa fue notificado de las actividades planificadas de los cuerpos de mando militar».

«Se les pidió a los residentes de Nyonoksa que abandonaran la aldea mientras se realicen las actividades en la mañana del miércoles», ha agregado, según ha informado la agencia de noticias Sputnik.

El anuncio ha llegado horas después de que la agencia de meteorología rusa Rosgidromet afirmara que los niveles de radiación nuclear en Severodvinsk (noroeste) se multiplicaron entre cuatro y 16 veces tras el incidente de la semana pasada.

El Ministerio de Defensa dijo en un principio que la radiación no se había alterado tras el incidente, pero las autoridades de Severodvinsk dijeron que sí había un repunte en el nivel de radiación. Greenpeace calcula un aumento de 20 veces en el nivel de radiación nuclear.

Por su parte, el Kremlin ha descartado riesgos para la salud de la población tras el incidente y ha apuntado que «no debe caber duda de que todas las instituciones competentes garantizan completamente la seguridad de los ciudadanos».

El portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, ha manifestado que «las autoridades hacen todo lo necesario» y ha pedido a la población que consulte la información oficial y no la publicada por los medios.

Cinco científicos murieron en el incidente durante el lanzamiento de un cohete Burevestnik, del que los expertos sospechan que salió toda la radiación, al estar propulsado con ese tipo de energía.

Temas

Rusia