Isabel II concede la Medalla de San Jorge a Ignacio Echeverría, el 'héroe del monopatín'

Joaquin Echeverria Alonso y Maria Miralles de Imperial Hornedo recibieron la Medalla de San Jorge de manos de Isabel II durante un acto celebrado en el Palacio de Buckingham. / Zumapress

El padre de Ignacio Echeverría destaca el «buen ejemplo» que brindó su hijo

EFE

El 3 de junio de 2017 Ignacio Echeverría, madrileño de origen asturiano, fue asesinado por unos terroristas yihadistas cuando trataba de ayudar a una mujer que estaba siendo atacada en el Puente de Londres, un acto de valentía que para su padre, Joaquín, le convirtió en un «buen ejemplo para la sociedad». Echeverría recogió hoy en el Palacio de Buckingham la Medalla de Jorge que la reina Isabel II ha concedido a Ignacio a título póstumo. «No es normal que en un sitio donde unos terroristas están atacando a una mujer y en el que había también policías llegue un civil y se meta en el lío para tratar de resolver todo», apuntó Joaquín Echeverría en una entrevista en la capital británica.

También recordó que después de la intervención de su hijo, los asesinos «no fueron capaces de matar a nadie más; dio tiempo a que llegaran refuerzos y los neutralizaran». «La actuación de Ignacio tiene mérito», aseguró, al tiempo que señaló que es bueno que se recuerde lo que hizo porque «es un referente para la gente».

Sin embargo, Echeverría confesó que actos como el de hoy producen «emoción», algo que al final supone «desgaste, más que otra cosa», pero es una situación por la que está dispuesto a pasar si eso ayuda «a dar ejemplo». «A nosotros la pena no nos la va a quitar nadie», lamentó Joaquín Echeverría, aunque dijo que «es bueno que se hable de premiar acciones de personas que se portan decentemente porque lo que es noticia, generalmente, son cosas negativas».

Joaquin Echeverria Alonso y Maria Miralles de Imperial Hornedo posan con la Medalla de San Jorge.
Joaquin Echeverria Alonso y Maria Miralles de Imperial Hornedo posan con la Medalla de San Jorge. / AFP

La Medalla que se le ha otorgado es una condecoración civil creada en 1940 durante la II Guerra Mundial por el rey Jorge VI para reconocer a los civiles que han realizado actos de gran valentía. No es la primera vez que Ignacio Echeverría recibe un galardón a título póstumo en el Reino Unido, donde ya fue homenajeado por la Policía el pasado 4 de diciembre de 2017. La Policía Metropolitana (MET), la Policía Británica de Transporte y la Policía de la Ciudad de Londres brindaron a Echeverría la llamada Distinción de los Tres Servicios.

El padre de Ignacio agradeció hoy «las atenciones» que el Gobierno británico está teniendo con su familia desde el trágico episodio. Echeverría dijo a Efe que a pesar del sentimiento de dolor por las víctimas del terrorismo, a las que se ha unido mucho desde el asesinato de su hijo, también siente por ellas «una gran admiración» por su «templanza».

En octubre de 2017, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) otorgó a Ignacio Echeverría en San Sebastián su XVI Premio Internacional. Este fue el primer reconocimiento que recibió el conocido como «héroe del monopatín» - trató de parar a los terroristas con uno- y, aunque Echeverría manifestó hoy que era un tiempo duro, fue recoger el galardón a título póstumo porque era su manera de «homenajear a las víctimas».

Cuando ha transcurrido poco más de un año del atentado, en el que también fueron asesinadas otras siete personas, Ignacio Echeverría ha recibido multitud de homenajes, entre ellos la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil que le concedió el expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos