La violencia machista no da tregua a las bolivianas

Bartolina Ramos echa de menos a su hija. Han pasado ya dos años desde que fue encontrada sin vida debajo de un puente en La Paz, Bolivia. Desde aquel día, Bartolina busca justicia para su hija. La joven, fue presuntamente arrojada desde el puente por su novio.  A pesar de la evidencia de tratarse de un caso de violencia machista, el presunto culpable sigue en libertad. Y es que la violencia contra las mujeres en Bolivia no da tregua. Cada tres días muere una mujer a manos de su pareja o expareja. En 2018 al menos 128 mujeres fueron asesinadas. Y en lo que va de este año la cifra ya es de 19. Desde que en 2013 se promulgase la nueva ley para combatir la violencia de género, en cinco años, estos asesinatos, lejos de reducirse, se multiplicaron. Ahora, el Parlamento boliviano tramita una reforma legal para aumentar la protección de estas víctimas.