Mercedes GLE, un listón muy alto

Mercedes GLE, un listón muy alto

El pionero de los SUV prémium establece otra vez nuevos estándares de calidad y eficiencia

MANU CORTÉS

Mercedes vuelve a situar a su modelo GLE a la cabeza del segmento SUV prémium en una nueva demostración de poderío tecnológico, aplicado para ofrecer la máxima seguridad activa y pasiva (con los más avanzados sistemas de ayuda a la conducción), confort de marcha en carretera, sobresalientes capacidades de vehículo todoterreno, eficiencia energética, conectividad y prestaciones de alto nivel.

Inicialmente están disponibles cuatro motorizaciones. Con gasóleo como combustible, los modelos GLE 300 diésel con 245 caballos de potencia, GLE 350 diésel con 272 caballos y, por último, el GLE 450 diésel con 330 caballos; con gasolina, la versión GLE 450 de 367 caballos. Todos están equipados con la tracción integral con control electrónico 4 Matic y el cambio automático de nueve marchas G Tronic.

El modelo 450 con propulsor de gasolina de seis cilindros y 367 caballos de potencia, gracias a su sistema de micro hibridación mediante una batería auxiliar de 48 voltios, recibe el distintivo ambiental Eco de la DGT. Más adelante habrá una variante híbrida enchufable.

Numerosas novedades

Entre las principales novedades de la nueva gama GLE destacan el tren de rodaje activo E-Active Body Control, el asistente activo para retenciones y un habitáculo más espacioso y confortable que, por primera vez, puede incorporar opcionalmente una tercera fila de asientos. El sistema de infoentretenimiento utiliza pantallas de mayor formato, un sistema de información proyectado sobre el parabrisas Head-up-Display a todo color y el asistente para el interior MBUX (Mercedes-Benz User Experience), capaz de reconocer movimientos de los ocupantes y agilizar el manejo de múltiples funciones del vehículo.

Esta nueva generación del pionero de los SUV prémium llega repleta de innovaciones. Como novedad mundial, el tren de rodaje E-Active Body Control es hidroneumático activo, totalmente interconectado, basado en una red eléctrica de 48 voltios y se combina por primera vez con una suspensión neumática también de nuevo desarrollo. Se trata del único sistema disponible en el mercado que hace posible regular de forma independiente las fuerzas de amortiguación y de suspensión en cada rueda. Por consiguiente, es capaz de neutralizar eficazmente los movimientos de balanceo, de cabeceo y de elevación de la carrocería.

Ficha técnica Mercedes GLE 300 d 4 Matic

Combustible:
Gasóleo
Cilindros:
4 en línea
Cilindrada:
1.950 cm3
Potencia:
245 caballos
Cambio:
Automático 9G
0 a 100 km/h.:
7,2 seg.
Velocidad:
225 km/h.
Consumo:
Desde 6,1 litros
Emisiones:
161 gr/km.
Largo:
4,92 m.
Ancho:
1,95 m.
Alto:
1,77 m.
Maletero:
630 litros
Precio:
67.000 euros

El asistente activo para retenciones, que forma parte de los sistemas de asistencia a la conducción del GLE, puede reconocer a tiempo un atasco, ayudar activamente al conductor al circular con tráfico lento hasta una velocidad aproximada de 60 km/h e incluso asistirle a la hora de crear un pasillo para permitir el acceso a los servicios de salvamento.

Otro sistema novedoso es la función de giro del asistente de frenado activo. Si el conductor se dispone a girar hacia la izquierda cruzando la calzada contraria, y el sistema detecta peligro de colisión, el GLE puede frenar automáticamente en el margen de velocidad típico de las maniobras de giro.

La nueva tracción integral 4 MATIC de los modelos con motor de seis y ocho cilindros o con propulsión híbrida enchufable puede equiparse por primera vez con un sistema totalmente variable de distribución de par motor a las ruedas que regula la distribución del par motor entre el eje delantero y el trasero en un margen de 0 a 100%, en función de las características y adherencia de la calzada y del programa de conducción seleccionado.

En combinación con el paquete Offroad se ofrece como novedad mundial una tracción integral también totalmente variable con desmultiplicación de alto y bajo rango. De este modo, el GLE es más apto que nunca para circular por cualquier terreno. El nuevo GLE cuenta con una distancia entre ejes más amplia (80 mm mayor) que su antecesor, lo que se traduce en una mejor habitabilidad en el interior. Los asientos opcionales con ajuste eléctrico integral en la segunda fila resultan especialmente confortables. Como opción está disponible una tercera fila de asientos.

Sistema MBUX

El sistema de información MBUX cuenta con dos pantallas de 12,3 pulgadas que configuran un espectacular salpicadero y puesto de conducción, que permite un control intuitivo de múltiples funciones. Para ello, el sistema reconoce los movimientos de los usuarios. Una cámara situada en la unidad de mandos del techo registra el movimiento de las manos y los brazos del conductor y el acompañante. Si se acerca la mano a la pantalla táctil o al panel de la consola central, cambia la imagen del visualizador de medios y pueden destacarse determinados elementos.

El sistema puede distinguir si es la mano del conductor o la del acompañante la que ha activado la pantalla y, en consecuencia, sabe por ejemplo en qué asiento debe ajustar la función de masaje. Una característica singular del MBUX es su capacidad para aprender gracias a la inteligencia artificial. Otros puntos destacados son la representación del sistema de navegación con tecnología de realidad aumentada y el mando fónico inteligente con reconocimiento de voz natural, que se activa con la palabra clave 'Hey Mercedes'.

En el nuevo GLE, los motores diésel de cuatro y de seis cilindros incorporan por primera vez un catalizador adicional SCR con catalizador contra emisiones de amoniaco instalado en los bajos del vehículo. Gracias a esta medida adicional de depuración de los gases de escape, el GLE 400 d 4MATIC y el GLE 350 d 4MATIC diésel de seis cilindros satisfacen ya las exigencias de la normativa Euro 6d, vinculante a partir del año 2020.

Además, el GLE 400 d con 330 caballos de potencia y 700 Newton metro de par motor es el SUV diésel de serie más potente ofrecido por Mercedes-Benz a lo largo de su historia. La reserva de líquido AdBlue en los modelos diésel es de 31 litros, similar a la de las generaciones anteriores. Como es natural, el repostaje se realiza con comodidad a través de una toma separada, situada debajo de la tapa del depósito.

El modelo de gasolina GLE 450 4 MATIC equipa un motor de seis cilindros en línea con amplias medidas de electrificación basadas en la tecnología de 48 voltios. Sus datos de potencia: 367 CV y 500 Nm de par, a los que se pueden sumarse brevemente otros 250 Nm de par y 22 CV adicionales de potencia mediante la función EQ Boost. El alternador arrancador integrado asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión como, por ejemplo, el EQ Boost o la recuperación de energía en las frenadas, que permite reducir notablemente el consumo de combustible.

En todas las variantes del nuevo GLE se utiliza para la transmisión de fuerza el cambio automático 9G Tronic. El amplio margen de desmultiplicación entre la primera y la novena marcha redunda en una disminución sensible del número de revoluciones del motor y es un factor decisivo para la eficiencia energética y el confort de conducción. Los tiempos de acoplamiento y de reacción más cortos se traducen en un gran dinamismo, unida a un excelente confort en el manejo del cambio. La reacción espontánea del cambio 9G-Tronic a las órdenes del conductor, especialmente en el modo manual y en el programa Sport, sitúa el nivel de prestaciones del GLE en la cúspide de su segmento.