La doble revancha de Klose

Klose saluda a Joachim Löw. /
Klose saluda a Joachim Löw.

El delantero alemán es el único superviviente de la final de Yokohama junto a Scolari, que también era seleccionador de Brasil

IGNACIO TYLKOMadrid

Ya con 36 años y una participación menor en la 'Mannschaft', aunque marcó un gol clave ante Ghana y fue titular en el duelo de cuartos contra Francia, el incombustible Miroslav Klose no podría tener mejor revancha en la semifinal de este martes contra Brasil que marcar el gol de la victoria, lo que le permitiría vengarse de la final perdida por 2-0 ante la 'canarinha' en Corea y Japón 2002 y dejar sin récord de goles al 'Fenómeno' Ronaldo, el verdugo de los teutones en aquel partido.

De ese lejano duelo celebrado el 30 de junio de 2002 en Yokohama, solo quedan dos protagonistas, Miroslav Klose, titular hasta que fue sustituido en el minuto 74 por Oliver Bierhoff, ahora director general de la selección alemana, y el seleccionador Luiz Felipe Scolari, que también era técnico de Brasil en aquel Mundial.

El tercer actor de la curiosa historia Ronaldo, que marcó los dos goles de su equipo en esa final y comparte en este momento con Klose el récord de máximo artillero en la historia de los Mundiales, con 15 tantos. Con las dos certeras dianas en Yokohama, Ronaldo llevaba 12 tantos, una cuenta que aumentaría a 15 con tres más en el certamen de Alemania 2006.

Klose marcó cinco goles en aquel Mundial asiático, tres a Arabia Saudí, uno a Irlanda y otro a Camerún, todos ellos en la primera fase, y se quedó con la pólvora mojada a partir de octavos de final, mientras que Ronaldo sumó ocho en total en 2002.

Nacido en Polonia, el actual delantero del Lazio es, además, el primer futbolista de la historia en llegar a cuatro semifinales en Mundiales. Y el segundo jugador alemán con mayor número de partidos disputados en Copas del Mundo, con 22. Supera a Uwe Seeler pero seguirá por detrás de Lothar Matthäus (25). «El Mundial de Brasil será el último de mi carrera», anunció Klose hace dos años, cuando decidió seguir en la 'Mannschaft', tras la Eurocopa de 2012.

Hasta ahora, según recuerda AFP, a Miroslav Klose no le han ido nada bien las revanchas. Alemania cayó en semifinales del Mundial 2006 en su casa contra Italia, y volvió a perder en esa misma ronda de la pasada Eurocopa contra los 'azzurri'.

Tampoco el delantero se pudo tomar el desquite contra España, que le ganó la final de la Eurocopa de 2008 y volvió a derrotarle en semifinales del Mundial de 2010, en ambos casos por 1-0.

«Cuando está en forma, es uno de los mejores atacantes del mundo», opina de Klose su seleccionador, Joachim Löw. Nada mejor que el duelo ante Brasil para saber si está a punto a no. Aunque no partiera de inicio en el once, es un recurso necesario si el duelo se empina porque se trata del único ariete puro que se ha traído el técnico germano.

 

Fotos

Vídeos