Robben tuvo que consolar a su hijo tras la derrota ante Argentina

Robben tuvo que consolar a su hijo tras la derrota ante Argentina

El delantero holandés se acercó hasta las gradas al ver cómo su pequeño rompía a llorar tras perder Holanda en Sao Paulo

ELCOMERCIO.ES redacción

El encuentro de semifinales disputado este miércoles entre Holanda y Argentina en el Mundial de Brasil no tuvo un buen final para los de Van Gaal que perdieron (2-4) en el estadio Arena de Sao Paulo. Los holandeses solo podrán aspirar a un tercer o cuarto puesto ante Brasil el próximo sábado porque, ya se sabe, para que unos ganen otros tienen que perder. Sin embargo, esta lógica, que no siempre es bien entendida por los adultos, puede resultar mucho más difícil de afrontar para un niño. Eso fue lo que le pasó al hijo del delantero holandés Arjen Robben. El pequeño rompió a llorar desconsolado ante la derrota del equipo de su padre. Al ver su reacción, el jugador no dudó en acercarse a las gradas para consolar al pequeño que había visto el partido con su madre. El deportista y su hijo protagonizaron una bonita escena y una importante lección para la vida del niño: en la vida hay que saber perder.

 

Fotos

Vídeos