Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Asturias

Asturias

El líder asturiano pide avances en La Espina- Ponferrada y mantener el ritmo inversor Un operario del Bierzo fue el encargado de poner en marcha la tuneladora que excavó los últimos 20 metros del túnel que unirá León y Asturias
14.09.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Vicente Álvarez Areces aprovechó la presencia de Zapatero para hacerle un repaso de las infraestructuras de la región, elogiando «la visión de futuro que has demostrado» en ellas, pero invitándole también a mantener esa línea: «Que nadie dude de que igual que Asturias ha sido una de las comunidades que más altas inversiones ha recibido, lo seguirá siendo en los próximos años».
Sobre la apertura del primer tubo para que el AVE atraviese la cordillera Cantábrica, aclaró que «este túnel será para nosotros el más largamente esperado y, aunque dicen que es el séptimo del mundo, aquí lo vemos como el mejor», describió Areces. El presidente del Principado señaló que para Asturias «la alta velocidad simboliza la ruptura del aislamiento» que padece la región, y por ello «estamos impacientes por la finalización de la obra».
Tras departir con la ministra de Fomento, Areces confirmó que la carretera entre La Espina y Ponferrada será incluida en la próxima revisión del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (Peit), lo que garantiza su financiación. Además el presidente asturiano aprovechó para reclamar que se licite el primer tramo de esta conexión «en cuanto esté redactado el proyecto».
Zapatero replicó asegurando a los presentes que Areces «ha estado incluso moderado». «Me habrán oído decir que es el presidente que más pide, que no hay nadie como él, que da igual cuando le llames, que siempre tiene preparada su lista de reivindicaciones», abundó.
Se llama José, nació en León, y no preside ningún país pero ayer entró en la historia. Él fue quien recibió la orden directa de Jose Luis Rodríguez Zapatero para encender 'Santa Cristina de Lena'. Así se llama la tuneladora que ayer horadó los últimos 20 metros de un túnel de casi 25 kilómetros que un día tomará el AVE para atravesar la cordillera Cantábrica en dirección Gijón. Para celebrarlo, los técnicos del presidente prepararon una carpa en el exterior, a pocos metros de la boca del túnel, y donde, protegidos por la calefacción, dos centenares de jefes políticos y empresarios pudieron visionar la operación a través de una pantalla de televisión.
«José, me han dicho que eres de Ponferrada», planteó Zapatero. «Sí», replicó el obrero. En directo, a los mandos del 'topo', y con su mono azul, José recordaba a los astronautas que llegaron a la luna. Sólo que no estaba en el espacio: llevaba horas esperando la orden del presidente, metido en una galería, a más de 400 metros bajo tierra. Son las condiciones en las que ha trabajo un ejército de operarios que, en los momentos de mayor actividad, ha sumado 4.000 manos para «conseguir que cada día León y Asturias estuvieran 13 metros más cerca», dijo Zapatero.
José, ayer, era el último de la cadena. Su voz sonaba tímida en una carpa donde Florentino Pérez se sentaba a pocos metros del socialista Javier Fernández, de patronos como Serafín Abilio, o de Hugo Morán, hoy diputado nacional, pero hasta hace poco más de un año alcalde de Lena.
«José, ¿estás preparado para hacer historia? Yo no me voy a olvidar de que uno del Bierzo conectó Asturias con la meseta», animó Zapatero antes de que el apelado encendiera la máquina. «Esto puede durar diez, veinte, o treinta minutos», advirtió con cierto dramatismo el presentador del evento.
En ese momento la pantalla se centró en el otro lado, una pared de rocas que llevaban sin vivir ninguna alteración desde hace 300.000 millones de años. Hasta ayer. A los cinco minutos de recibir la orden, la pared se convirtió en una tormenta de polvo tras la que irrumpieron los dientes del 'topo'. «El cale es el momento en el que el hombre y la técnica vencen a la naturaleza y unen a las personas», definía en esos momentos la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS