Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Oriente

Oriente

El Muja colabora en el estudio que permitirá comprender mejor el calentamiento global que se registra en la actualidad
14.05.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Expertos investigan en la costa oriental los motivos del cambio climático en el Jurásico
Idoya Rosales, Beatriz Bádenas y José Carlos García-Ramos, ayer en la Punta de Las Lastras. / REP. S. S. M.
Un equipo de expertos procedente de diferentes instituciones científicas y auspiciado por el Ministerio de Ciencia e Innovación trabaja estos días en la costa del Jurásico asturiano para investigar los cambios climáticos «extremos» que se produjeron en la Era Jurásica y que, sin duda, ayudarán a entender mejor este fenómeno que se ha ido repitiendo a lo largo de la historia. Los trabajos forman parte de un proyecto más ambicioso que incluye estudios similares en Cantabria y en Córdoba para analizar el calentamiento global en el periodo del Cretácico y del Carbonífero, respectivamente. Las conclusiones de la investigación podrían ayudar a «entender los mecanismos del cambio climático, comprender mejor lo que ocurre en la tierra durante este proceso y cómo ésta se ha ido regulando en las diferentes épocas», explicaba Idoya Rosales, del Instituto Geológico y Minero de Madrid. Un documento que podría servir también para «comprender mejor el fenómeno en la actualidad».
Durante esta semana, el equipo de expertos procedente del mencionado instituto y de las universidades de Zaragoza y el País Vasco trabaja codo con codo con los científicos del Museo Jurásico de Asturias (Muja) en la localización de fósiles del esqueleto interior de belemnites -unos cefalópodos ya extinguidos que tendrían cierto parecido con las sepias- así como conchas de braquiópodos. La composición geoquímica de estos elementos, informan, «es la misma que la del agua en la que vivieron», por lo que se entiende que «analizándolos se puede conocer la composición del agua, que varía en función de parámetros como la temperatura y la concentración de dióxido de carbono».
Para poder conocer los cambios en la temperatura del agua marina a lo largo de la Era Jurásica, el equipo está recogiendo sedimentos en diferentes extractos. «Cada una de las capas corresponde a una época, las que están más abajo son más antiguas y las de arriba más jóvenes. Analizando los sedimentos de cada una de ellas se puede hacer un registro importante de los cambios de temperatura del agua dentro del Jurásico», adelantó Idoya Rosales.
«Hasta 28 grados»
En función de otras investigaciones realizadas anteriormente, se calcula que en esta época pudo haber «variaciones de hasta 10 grados de temperatura, y picos de 28 grados», aunque habrá que esperar un tiempo para conocer los resultados de las investigaciones que se están desarrollando en Asturias y que podrían ofrecer mucha más información al respecto. No en vano, añaden, la elección de la costa jurásica asturiana para desarrollar este proyecto no fue aleatoria. «Hemos buscado las zonas que tuvieran las mejores representaciones en las rocas sedimentarias y Asturias destaca por sus restos jurásicos», expuso Rosales tras completar una larga jornada de trabajo en Punta de las Llastras, Villaviciosa. Está previsto también que hoy trasladen el trabajo de campo a la playa de Vega, en Ribadesella.
Con la información rescatada en Asturias, Cantabria y Córdoba sobre la mesa, el equipo podrá hacerse una idea de los cambios en la temperatura y la composición bioquímica en el agua marina en cada una de las épocas, para hacer las comparaciones oportunas sobre cómo la tierra se fue adaptando a esta situación hace «cientos de millones de años y también hace sólo algunos millones de años». Y es que, aclaran los expertos, la acción del hombre es sólo «un factor más» del cambio climático, ya que a lo largo de la historia existieron otras muchas causas, como la actividad volcánica, que también produjeron grandes cambios de temperatura en periodos de tiempo muy cortos. Estudiarlas ayudará también a entender mejor el fenómeno en la actualidad.

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS