Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
AVILÉS - GIJÓN - OVIEDO | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Asturias

Politica

Las opiniones de Rajoy sobre la foto del cántico de 'La Internacional' en Rodiezmo provocan una fuerte disputa entre socialistas y populares

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El puño en alto de Rodiezmo, debate nacional
Villa, Guerra y Zapatero, en el cierre del acto de Rodiezmo. / PALOMA UCHA
Después de tres décadas de existencia, la Fiesta Minera Asturleonesa que el SOMA organiza cada año en Rodiezmo puede vanagloriarse de generar aún debates políticos de primera línea de ámbito nacional. Es verdad que los mensajes de los oradores se han vuelto algo repetitivos por efecto del tiempo y algo descafeinados a causa de la crisis, pero lo que no consigue el mensaje lo consigue la imagen: esa de los protagonistas de la jornada cantando 'La Internacional' puño en alto. «Agrupémonos todos en otra polémica absurda», debieron de pensar los políticos patrios al ver las fotos de la festiva jornada minera. Y ayer el debate sobre si eso de levantar el puño es o no es algo feo consiguió apagar las disputas sobre la crisis económica o la subida de impuestos.
La cosa empezó de una manera algo casual, cuando un internauta preguntó anteayer a Mariano Rajoy, en el chat de un periódico nacional, qué le parecía la foto en la que jóvenes repúblicas como Leire Pajín o Bibiana Aído -ésta con un 'look' de blusita blanca que, la verdad, pegaba poco con los cánticos proletarios- aparecían junto al presidente Zapatero y a veteranos como Alfonso Guerra y Fernández Villa cantando emocionadas, puño en alto y pañuelo rojo al cuello, el himno socialista y obrero. El presidente del PP dijo que le parecía «antiguo» y «triste» que dirigentes treintañeros hiciesen el saludo en cuestión y se preguntó «qué pasaría si apareciese alguno con la mano extendida». Y ahí se armó.
«No es lo mismo», dijo ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en referencia a los saludos social-comunista y fascista. Y añadió que para Rajoy tampoco debe de ser lo mismo «porque si no, igual no le importaba que en su partido lo levantaran, pero le importa». Rubalcaba, según él mismo confesó, hace muchos años que no alza el puño en congresos y otros actos de su partido que acaban con la entonación colectiva de 'La Internacional'. Pero defendió que es «un gesto de solidaridad de los trabajadores que, durante siglos, con ese gesto, han defendido sus derechos».
Como la polémica parecía no dar mucho más de sí, terció la presidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Esperanza Aguirre, y les soltó a los socialistas una andanada con aires de memoria histórica: «Esto de cantar 'La Internacional', que es exactamente la música al son de la cual Stalin hizo los genocidios más impresionantes de todo el siglo XX, a mí no me hace ninguna gracia», espetó.
A los del PSOE, a su vez, no les hizo ninguna gracia que les toquen sus símbolos, sobre todo ese «puño de paz, un puño con rosa que reivindica la lucha de los trabajadores y en este país la lucha de aquellos que pelearon por la libertad», según describió su dirigente federal Elena Valenciano. La senadora y ex ministra Matilde Fernández ve «normal» que a Rajoy no le gusten esos símbolos «por todo lo que hay detrás» de los mismos. En fin, una bronca que ni en los mejores tiempos de la lucha de clases. Hacía mucho que en España no se alzaba tanto la voz por 'La Internacional'. Lo que Rodiezmo no consiga...

| Comparte esta noticia -

¿Qué es esto?

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS