El Ayuntamiento ampliará las becas de comedor para cubrir toda la demanda

Casi unos 1.400 alumnos se quedaron, a priori, sn becas de comedor, según el PSOE. El Ayuntamiento ampliará la ayuda. /
Casi unos 1.400 alumnos se quedaron, a priori, sn becas de comedor, según el PSOE. El Ayuntamiento ampliará la ayuda.

1.059 niños quedaron en primera instancia sin las ayudas pese a que PP e IU pactaron aumentar un 56% la dotación económica

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

El Grupo Municipal Socialista denunció antes de ayer que 1.377 niños que habían solicitado una beca de comedor para el próximo curso se quedarían sin ella al agotarse la partida. Eso era así hasta ayer. La concejala de Educación en funciones, Belén Fernández Acevedo, compareció ante la prensa tras la reunión del órgano colegiado de subvenciones para anunciar que «se incrementará la dotación para garantizar la ayuda a todas las solicitudes admitidas que están en lista de espera».

Ello significa que el Ayuntamiento tendrá que incrementar la cuantía destinada a las becas para, al menos, satisfacer las 758 solicitudes que se quedaron fuera pese a cumplir todos los requisitos, y su renta anual ponderada no exceder los 5.576 euros por miembro de la unidad familiar. Otras 301 demandas fueron rechazadas por falta de documentación y aún podrían ser admitidas «durante el plazo de alegaciones», explicó la edil. El resto, 345, incumplían las bases.

La cuantía exacta no se conocerá hasta que acabe ese plazo. Teniendo en cuenta que cada beca supone unos 605 euros por niño y curso, sería necesario aumentar las partidas para todo el curso entre unos 459.000 euros, si solo se admitiesen las 758 'correctas', y unos 640.700 euros si entrasen además las 301 a las que les falta algún papel por entregar. Para este mismo año, para el primer trimestre del curso, serían necesarios entre 169.000 y 237.000 euros.

Fernández Acevedo no aclaró de dónde se sacarán los recursos para atender a estas solicitudes, pero garantizó que «se harán los ajustes necesarios» para cumplir este compromiso adquirido en el pacto presupuestario con IU. «Si cumplen los requisitos garantizamos que todas (las solicitudes) recibirán la ayuda», insistió.

La edil recordó que, fruto de ese acuerdo entre PP e IU, la dotación para la presente convocatoria ya se había aumentado en un 56%, de 1 a 1,6 millones de euros. Aunque en su día, PP e IU aseguraron que el incremento era suficiente para cubrir toda la demanda, no ha sido así. La concejala de Educación lo achacó a que «se ha apreciado un incremento» en la demanda, que alcanzó las 4.069 solicitantes frente a las 3.710 del año pasado.

«El odio ciega al PSOE»

De las ayudas para libros de texto, se comprometió a un esfuerzo similar, pero instó a esperar a la decisión de la Consejería de Educación sobre si financiará la compra de manuales para los propios centros. Lamentó que los socialistas no hubiesen esperado a la celebración del órgano para hacer sus críticas y «sembrar la alarma» en lo que vio «cierta intención política». IU directamente exigió al PSOE que se disculpe «por actuar de mala fe y desinformar sobre las becas de comedor». En una nota firmada por su portavoz, Roberto Sánchez Ramos, califica de «es lamentable que el odio ciegue a concejales que tantas veces votaron inútilmente con el PP» y asegura que «el PSOE tiene una obsesión con el pacto presupuestario que nos supera». Según Sánchez Ramos, este año, los seis concejales del grupo socialista «solo han servido para criticar lo que hace IU».

Por su parte, el concejal socialista Manuel Ángel Rodríguez celebró que «estos dos partidos hayan decidido aumentar la partida presupuestaria destinada a becas» para atender toda la demanda. De ello, extrajo que reconocen que, «tal y como había dicho reiteradamente el Grupo Municipal Socialista, los 1,6 millones de euros del pacto presupuestario iban a ser claramente insuficientes. Obviamente el Grupo Municipal Socialista se alegra de esta rectificación», añadió y recordó que la cuestión «siempre fue de voluntad política» para aumentar la dotación presupuestaria.

Aprovechó, además, para reclamar que se suprima el copago implantado por el equipo de gobierno implantó en 2009 y que contó entonces con el rechazo del PSOE, de IU, de las organizaciones sindicales y de las asociaciones de padres. El PP defendía entonces que esa medida permitiría llegar a más familias con el mismo presupuesto. «El tiempo ha demostrado que no son menos, sino más el número de familias que no acceden a la beca por falta de presupuesto», replicó Rodríguez. «Es necesario que el Ayuntamiento se haga cargo de la totalidad de la ayuda para las familias en peores condiciones».