El CTA niega que existan transportes ilegales al HUCA, pero los taxistas dicen tener pruebas

Un autobús de servicio interurbano a las puertas del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). /
Un autobús de servicio interurbano a las puertas del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El colectivo asegura que el Consorcio expendió billetes a 1,50 euros desde la estación de autobuses a La Cadellada

IDOYA REY OVIEDO.

A los problemas de cobertura móvil, del programa informático Millenium, a las quejas de algunos profesionales y pacientes, el estreno del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) ha sumado una fuerte polémica por los transportes hasta el mismo. La pasada semana el gremio de taxistas comenzó una sesión de concentraciones y cortes de tráfico por considerar competencia ilegal ciertos servicios de autobuses interurbanos que accedían a La Cadellada. El Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) defendió ayer la legalidad de los mismos.

«Los transportes interurbanos de autobús que atienden las necesidades de movilidad de los ciudadanos hasta el nuevo HUCA desde diferentes poblaciones asturianas están cumpliendo la legalidad, al igual que lo hacían los que prestaban servicio al antiguo hospital, situado en el barrio de El Cristo», señaló en un comunicado. Es decir, el Consorcio sostiene que algunos servicios que paran en el recinto del nuevo HUCA lo hacen con la misma normalidad con la que antes el autobús que llegaba, por ejemplo, desde Grado paraba en las inmediaciones del complejo sanitario.

Pero los taxistas sostienen que eso no es así; que antes ningún autobús entraba en el recinto hospitalario y que además es el Ayuntamiento quien tiene que autorizar las paradas «y no lo ha hecho. Como la gestión del recinto es regional hacen lo que quieren», expresó Manuel Arnaldo Alba, secretario de la Asociación de Empresarios de Auto-Taxi del Principado de Asturias (Asotaxi). Aseguró que hay autobuses que van desde Cangas del Narcea o desde Pola de Siero hasta el HUCA. «Y eso no se ajusta a la Ley Orgánica de Transportes Terrestres, que dice que es obligatorio que las líneas tengan siempre origen y destino en las estaciones de autobuses», incidió.

Los taxistas dicen tener pruebas de que el Consorcio estaba expendiendo billetes a 1,50 euros desde la estación de autobuses de Oviedo hasta el HUCA. «Nos consta que así era, que había páginas que ofertaban incluso la venta por internet y eso es una práctica ilegal», matizó. Aunque si bien es cierto, reconoció, que ya «han sido retirados, quizás por nuestras protestas».

El CTA, en su comunicado, subrayó que «no autoriza ni autorizará a los servicios de transportes interurbanos realizar trayectos urbanos entre el nuevo HUCA y la estación de autobuses, ni viceversa». Ante las acusaciones de los taxistas, la Administración autonómica les emplazó a que «si conocen alguna práctica irregular la documenten y trasladen con la mayor diligencia al Principado, con el fin de que se pueda actuar de forma inmediata».

En caso de que se probasen los citados servicios ilegales, el Gobierno «actuará inmediatamente con los mecanismos de inspección y sanción de los que dispone, puesto que es el primer interesado en que se cumpla la normativa». Lo único de lo que tienen constancia por el momento es de que existieron intentos por parte de algunos usuarios de subirse en la estación de autobuses de Oviedo a un autobús interurbano para llegar al HUCA y que no se permitieron este tipo de desplazamientos.

La UCE exige una reunión

El Consorcio mantiene la voluntad de diálogo con los taxistas, como trasladó la semana pasada la consejera de Fomento, Belén Fernández. Pero a día de ayer, no «se ha recibido ninguna solicitud de reunión por parte de este colectivo».

Eso mismo fue lo que exigió ayer el presidente de la Unión de Consumidores de Asturias (UCE), Dacio Alonso. Pidió que se celebre una reunión para solucionar el problema de los transportes al HUCA y expresó también su deseo de que el CTA no ceda «al chantaje de los taxistas. No puede admitirse que quieran anteponer su interés al de todos los asturianos. Es una barbaridad pretender que los usuarios tengan que pagar un peaje sanitario, un servicio de taxi para ir desde Oviedo al hospital», reprochó Alonso.

Él, al igual que el CTA, recordó que todas las poblaciones asturianas cuentan con otras paradas autorizadas de servicios interurbanos, además de la estación de autobuses, para facilitar el uso del transporte público. Véase el bus que viene de Gijón que para en El Milán. Son estas todas paradas autorizadas por el Ayuntamiento que en este caso parece estar del lado de los taxistas. «No queremos que nadie se confunda, autobús y taxi siempre han convivido con normalidad. Solo queremos que se cumpla la ley», concluyen los taxistas,. Hoy proseguirán con sus cortes de tráfico, a las doce de la mañana.