La licencia municipal retrasa la instalación de aulas provisionales en el colegio de Las Campas

El colegio de Las Campas espera su ampliación en octubre. /
El colegio de Las Campas espera su ampliación en octubre.

El centro propone habilitar tres nuevos espacios en el gimnasio para solucionar la falta de plazas en septiembre

CAROLINA GARCÍA OVIEDO.

En el colegio Juan Rodríguez Muñiz de Las Campas saben que no pueden esperar a que comience la ampliación -está previsto construir una nueva planta con cuatro aulas de Primaria y una complementaria a partir de octubre- porque en septiembre tienen que responder a toda su demanda. Para el curso escolar 2014-2015 han recibido 72 nuevas matriculaciones. Por eso, como medida provisional han pensado instalar en el gimnasio tres aulas (de 23 alumnos cada una para cubrir así las plazas).

En julio estaba previsto que se adjudicara la obra a la empresa (se ocupa el centro educativo) y el siguiente paso era comenzar los trabajos. Pero la falta de la licencia municipal ha retrasado la puesta en marcha de las aulas. Aunque la propuesta parte del colegio, la Consejería de Educación se encarga de poner el dinero. Es un plan provisional que permite buscar una solución para que se cubra la demanda del centro que, año a año, es mayor. No será un problema tampoco ocupar el gimnasio, ya que existe un polideportivo donde llevar a cabo las actividades. La previsión es que en septiembre estén listas las aulas provisionales. Solo un mes más tarde comenzarán las obras para que el centro gane una planta más y se solucionen los problemas de espacio.

La ampliación se llevará a cabo con la construcción de un nuevo piso sobre el edificio actual. Para realizarla se desmontará la cubierta. En su interior, la nueva altura contará con cuatro aulas para un máximo de 25 alumnos en cada una, con una superficie media de unos 50 metros cuadrados, una de desdoble con un mínimo de 30 metros cuadrados, aseos y tutorías. En total, contando los pasillos y las escaleras, la nueva superficie sumará 590 metros cuadrados construidos en el Juan Rodríguez Muñiz.

Pero no será el único centro de la ciudad que gana nuevos espacios: San Claudio contará en septiembre con dos unidades de tres años y el Ruiz-Tilve, de Prado de la Vega, está inmerso en obras. Por un lado, como ocurre en Las Campas, han buscado una solución provisional ante la falta de plazas con la colocación de barracones con seis aulas, un comedor y dos baños. Estas obras ya han comenzado esta misma semana. Cuando estén finalizadas se encontrarán en septiembre con nuevos espacios. Y por otro ya tienen en marcha la ampliación, aunque el proceso será más largo.

Para conocer el resultado final habrá que esperar aún 15 meses. Con el proyecto en la mano, Educación plantea un edificio de tres plantas con despachos, la biblioteca y una sala polivalente, espacios deportivos y vestuarios con aseos que conectan, además, con un paso que da entrada al comedor y la cocina. En la primera planta, aulas distribuidas a ambos lados de un pasillo central y aseos, igual que la segunda. Y en el exterior, una pista cubierta para las clases de gimnasia y recreos. Así se distribuirá el nuevo edificio de centro, con alumnos de La Corredoria y Prado de la Vega.