Las bicicletas ya no son todas iguales

Cada vez son más los usuarios de la bicicleta urbana. /
Cada vez son más los usuarios de la bicicleta urbana.

Los usuarios deben identificar sus vehículos en una web y validarlos en la oficina de Movilidad de la Policía Local

I. REY OVIEDO.

Cada vez son más los ciudadanos que se desplazan en bicicleta por el casco urbano y cada vez más también el número de vehículos que desaparecen, un problema para el que el Ayuntamiento ha tomado medidas: acaba de firmar un convenio para actuar como entidad registradora de bicicletas en una base de datos de la que forman parte una veintena de consistorios.

Desde este verano, los usuarios que lo deseen, sin necesidad de estar empadronados en la ciudad, pueden seguir los pasos para inscribir sus vehículos. El objetivo pasa por facilitar la identificación de las bicis extraviadas o robadas y su posterior recuperación. «Se recuperan más bicicletas de las que parece, pero pasado un tiempo, si el propietario no aparece, las policías municipales proceden a destruirlas. Si están registradas, el propietario sería localizado inmediatamente y además podría acreditar que ese es su vehículo», explica Carlos García, miembro de Asturies ConBici, asociación que aplaude la iniciativa del Ayuntamiento.

Oviedo entra en el proyecto como integrante de la Red de Ciudades por la Bicicleta y como el resto de miembros habilita una oficina de validación, que será la Oficina de Movilidad de la Policía Local. Antes de acudir al espacio físico, los propietarios deberán registrarse en la web www.biciregistro.es. Luego los agentes comprobarán los datos mediante el Documento Nacional de Identidad (DNI) y que se ha realizado el pago de 9 euros por bicicleta.

El último paso consiste en colocar el kit de identificación, con unas pegatinas en las que figura el número de registro. En caso de que alguien intente retirarlas tras sustraer la bicicleta, las pegatinas dejan grabado el código en el bastidor visible a la luz ultravioleta facilitando su identificación

En todo caso, los propietarios que sean víctimas de un robo deberán denunciar la desaparición, lo que facilitará la localización. Los agentes de la Policía Local también realizarán un registro provisional de los vehículos recuperados y no identificados que aparecerán en el listado de bicicletas recuperadas. «Creemos que es una iniciativa muy positiva y que otros ayuntamiento de Asturias deberían sumarse. Este registro da una mínima oportunidad de recuperar las bicicletas intactas», explicó García.

En su asociación, en Asturias ConBici, saben que el número de robos ha crecido sustancialmente en los últimos cuatro años. De hecho en su página web hace ya tiempo que habilitaron un apartado para que la gente informara sobre robos de sus vehículos.