El alcalde reprocha a Educación los retrasos y la falta de inversión en los colegios

El alcalde, ayer, en la visita a las obras del colegio público de Ventanielles. /
El alcalde, ayer, en la visita a las obras del colegio público de Ventanielles.

Caunedo achaca la situación del Ruiz-Tilve a la falta de previsión y asegura que el Ayuntamiento asume «competencias impropias»

CAROLINA GARCÍA OVIEDO.

Cuando el alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, llegó ayer al colegio público de Ventanielles para conocer cómo iban las obras en la fachada y la instalación de juegos infantiles en el patio exterior, tenía muy presente el conflicto entre la Consejería de Educación y la empresa Construcciones Alfredo Rodríguez (CAR), adjudicataria inicial de las obras de ampliación del colegio Carmen Ruiz-Tilve. Su intención no era valorar quién dice la verdad o quién miente en este asunto, sino aprovechar que pisaba terreno educativo para dar un tirón de orejas al departamento de Ana González.

Considera que el problema surge porque «el Principado no está siendo diligente con las necesidades de los niños de Oviedo pero no ahora, sino desde hace bastantes años», y achaca la situación del Ruiz-Tilve a la falta de previsión de Educación: «No se puede esperar al último minuto, a septiembre, que es cuando empiezan las clases. Hay que darse cuenta de que cuando surgen problemas de colapso vienen de atrás». Y es que en apenas dos semanas los alumnos del colegio de Prado de la Vega y La Corredoria comenzarán sus clases en seis barracones. Para evitar que dejen de ser una medida provisional y se conviertan en algo definitivo, Caunedo exige a la Administración regional que resuelva cuando antes la situación. A la AMPA (Asociación de Padres y Madres) tampoco le gustan los barracones y exige ahora a Educación que la ampliación esté lista para el curso escolar 2015-2016.

600.000 euros

Caunedo aprovechó la visita para criticar los retrasos del Principado en los colegios. Retrasos que se traducen «en obras, muchas de ellas competencias impropias de los consistorios, que estamos permanentemente recordando a la administración regional su deber de asumirlas. El Principado tiene una deuda pendiente con este ayuntamiento». Este año el presupuesto municipal ha reservado cerca de 600.000 euros para actuaciones en educación. Solo la rehabilitación y mejora de Ventanielles ronda los 40.000 euros. «La Educación es uno de los ejes más importantes de este gobierno» y en materia de competencia municipal «vamos a seguir haciendo un esfuerzo por el mantenimiento de los colegios y por llegar a acuerdos, siempre que sea posible, con el Principado para la financiación de las obras».

Según el alcalde, en los últimos cinco años Oviedo ha gastado más de 23 millones de euros. Y echando cuentas, Caunedo no quiere desaprovechar la ocasión para recordar a Ana González la reciente cesión de una parcela en La Florida para construir un Instituto de Educación Secundaria IES).