«Si no nos admiten de esta, no va a ser nunca»

Despedidos de la factoría trubieca con diputados de IU, ayer./
Despedidos de la factoría trubieca con diputados de IU, ayer.

Los 55 despedidos de la fábrica de armas recaban el apoyo de los partidos de la Junta General para lograr su readmisión al aumentar la producción

S. N. OVIEDO

El 9 de mayo de 2013 Santa Bárbara Sistemas comunicó la salida de 55 obreros de manera forzosa tras intentar incentivar las bajas voluntarias. Se enmarcó en un plan de recortes para redimensionar, a la baja, la empresa por el descenso de actividad y la pocas perspectiva de lograr nuevos contratos a corto plazo. En total, se marcharon 246 empleados mediante despidos, bajas voluntarias y prejubilaciones.

Al día siguiente de aquel triste anuncio la dirección les entregó la carta. Desde entonces, el día 10 de cada mes se concentran a las puertas de la factoría trubieca para reclamar su readmisión. De forma paralela, la asociación que han constitución ha emprendido acciones legales para intentar su reincorporación -permanecen a la espera de que el Tribunal Supremo se pronuncie- y mantienen reuniones con los grupos políticos.

El viernes pasado recabaron el apoyo de Foro, que pidió al Gobierno asturiano y al central que actúen para facilitar su readmisión, y ayer hicieron lo propio con PP, IU y UPyD.

A todos han hecho llegar un escrito donde explican que, con el nuevo contrato del Ejército británico, «el escenario ha cambiado radicalmente» en Santa Bárbara y esperan que se revierta su situación. La adjudicación «abre la puerta a la esperanza», valoró ayer uno de los exempleados. «Si no va de esta, ya no va a ser nunca», advirtió otro de los portavoces del grupo, que insistió en que se necesitará mano de obra ante el encargo de los nuevos blindados y destacó su experiencia.

Tras la reunión de ayer, el portavoz de IU en el Parlamento regional, Aurelio Martín, avanzó que preguntarán al Gobierno regional sobre las conversaciones mantenidas con la empresa tras el anuncio. Además solicitará que faciliten la reintegración de los 55 despedidos. «Creemos que es imprescindible, necesario y además justo», explicó.

En la misma línea, la diputada de Foro, Cristina Coto, espera que tanto el Ejecutivo central como el regional tomen medidas ya que «si los despidos carecieron desde el primer momento de movilización, la carga de trabajo es otra razón más para la readmisión».