«Los niños no vienen de París, vienen de La Corredoria»

Uno de los colegios públicos de La Corredoria. /
Uno de los colegios públicos de La Corredoria.

SUSANA NEIRA

Con una frase como esta, «los niños no vienen de París, vienen de La Corredoria», explicaba con sorna el concejal de IU, Roberto Sánchez Ramos, hace unos años la necesidad de dotar de instalaciones educativas el barrio que más ha crecido en Asturias en la última década. A principios de la década del 2000 contaba con 5.700 vecinos censados. A día de hoy, según los datos municipales, 18.537.

Allá por 2004, el Gobierno regional anunció en Navidad la construcción del segundo colegio tras un largo tira y afloja con el Ayuntamiento por la cesión de los terrenos. La licitación, como primer paso, la fechó para enero de 2005 y el inicio de los trabajos, para marzo. Como siempre, todo se retrasó más de lo que los vecinos querían. El colegio, luego bautizado como Poeta Ángel González, se inauguró en septiembre de 2007, con las obras sin finalizar en buena parte.

Al curso siguiente se estrenó el nuevo instituto, completando así todo los niveles educativos del barrio hasta la Universidad.

Hace un lustro ya que se empezó a hablar de que todo se había quedado pequeño en una zona que crece y crece. El exconsejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre, anunció entonces un tercer colegio, pero cinco años más tarde no está acabado. También, la necesidad de ampliar el IES, al que se le dotó de una planta más para ampliar capacidades.

El colegio Carmen Ruiz-Tilve abrió sus puertas en febrero de 2011 con alumnos de primero de Infantil. Estos niños crecieron y el pasado septiembre ya tenían que haber ocupado las aulas de Primaria. Sin embargo, la obra parece gafada. Este verano un desencuentro con la adjudicataria las paralizó y habrá que esperar a 2015 para volver a retomar los trabajos. Mientras tanto, hay niños dando clase en barracones.