Luz verde para la ampliación del colegio Carmen Ruiz Tilve

Instalación de aulas provisionales en el colegio Carmen Ruiz Tilve/
Instalación de aulas provisionales en el colegio Carmen Ruiz Tilve

Guillermo Martínez ha admitido que no se puede garantizar por el momento que las obras vayan a estar listas para el inicio del próximo curso escolar

EFE

El Consejo de Gobierno ha dado hoy luz verde a la resolución del contrato de las obras de edificación de 18 unidades de primaria en el Colegio Público Carmen Ruiz Tilve, del barrio ovetense de la Corredoria, para el que el Principado está ya realizando los trámites necesarios para el inicio de la actuación.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo, Guillermo Martínez, ha admitido que no se puede garantizar por el momento que las obras vayan a estar listas para el inicio del próximo curso escolar.

Respecto a la resolución del contrato con la empresa Construcciones Alfredo Rodríguez, Martínez ha asegurado que el objetivo es "evitar más perjuicios a los escolares y las familias" y que la inversión se pueda ejecutar "cuanto antes".

El portavoz del Ejecutivo regional ha afirmado que "todos los informes son favorables" al Principado, incluido el último elaborado por el Consejo Consultivo, que "da la razón al Gobierno respecto a las exigencias de la empresa" adjudicataria de las obras del Ruiz Tilve, del que Martínez ha destacado su "relevancia" por el aumento de la población escolar en La Corredoria.

Una vez resuelto el contrato, la Consejería de Educación iniciará los trámites para encomendar la gestión de las obras a la empresa pública Tragsa.

Con esta decisión, la Consejería pretende desbloquear una "importante actuación para dotar de servicios educativos a una zona en expansión y crecimiento de población en la capital asturiana", según incide la reseña del Consejo de Gobierno.

Las obras fueron adjudicadas en mayo de 2014 a Construcciones Alfredo Rodríguez, que había presentado un proyecto por un importe de 2.485.830 euros y un plazo de ejecución de 15 meses, en un proceso al que concurrieron 32 empresas.

Las obras tenían que haber empezado el pasado 27 de junio, pero la empresa planteó a la Oficina Técnica de Obras de la Consejería de Educación una "renegociación" de aspectos diversos de la obra, que el Departamento dirigido por Ana González entendió como una "modificación sustancial del proyecto contratado".

Por ello, la Consejería rechazó las pretensiones de la empresa y exigió el comienzo inmediato de la obra sin obtener una respuesta positiva por parte de la constructora.