Caunedo promete culminar la urbanización de Olivares en 2019

El alcalde con los vecinos en Olivares, ayer. /
El alcalde con los vecinos en Olivares, ayer.

El alcalde se compromete a completar las obras del plan especial de reforma interior, pendientes desde hace más de tres lustros

G. D. -R.

Era un acto de partido, convocado por el PP de Oviedo, pero el candidato se puso el traje de alcalde. Agustín Iglesias Caunedo se reunió ayer con una veintena larga de vecinos de Olivares con los que se comprometió a que el Ayuntamiento culminará las obras de urbanización «el próximo mandato», allá por 2019. El regidor recordó que las «mayores inversiones» del presupuesto municipal de 2014 se han hecho en el barrio, con la prolongación de la calle Bernardo Casielles o una fase más de la mejora de la urbanización, y anunció la «inmediata» licitación de la mejora del entronque con Martínez Cachero y la de otros dos kilómetros de viales en el borde con el parque del Oeste y la reordenación del cruce con Julián Clavería.

También explicó que habrá nuevas obras en 2016, en cuyo proyecto ya trabajan los técnicos, y más en los años siguientes para solucionar un error que se cometió «hace 15 años», dijo, cuando el Ayuntamiento aprobó el plan de reforma interior como modelo para el desarrollo de la zona. «El problema es que aquí se permitió construir antes de urbanizar», resumió.

De ello, se dolieron los vecinos ayer. Unos por haber cedido centenares de metros de sus parcelas para las actuaciones que acomete ahora el Ayuntamiento, con reducido beneficio, y otros por el agravio que supone que algunos residentes se hayan librado de cargar con parte de los costes. Caunedo explicó que aquella fase ejecutada, en 2010, con el Plan E, impedía la cofinanciación por lo que a los vecinos beneficiados se les devolvieron los avales, también que «las obras son difíciles» y que lo que el Ayuntamiento no hará en ningún caso es expropiar unos suelos que «acabarán siendo públicos».

Cosas complicadas, otras imposibles -como la glorieta que pedían los vecinos, descartada por tener el cruce pendientes superior al 11%- y algunas «fáciles»: habrá una rampa para mejorar la accesibilidad del centro social.