«No me extrañaría nada que el PP se acercara al PSOE; le costará soltar el poder»

Ana Taboada, ayer, en la calle del Águila./
Ana Taboada, ayer, en la calle del Águila.

concejal electa de Somos y aspirante a la Alcaldía de Oviedo. Somos arrancará hoy con el PSOE la ronda de reuniones para desbancar al PP de la Alcaldía

SUSANA NEIRAOviedo

«Oviedo será la capital del cambio en Asturias». Ana Taboada (Oviedo, 1972) pronunció esta frase la noche electoral tras convertirse en la segunda fuerza política del Ayuntamiento, con seis concejales y más de 19.000 votos. Esta abogada puede ser la cara del relevo tras 24 años del Gobierno del PP la fuerza política más votada, convirtiéndose en la primera alcaldesa de la democracia. Dulce y cauta al hablar, tiene su objetivo claro, desbancar a Agustín Iglesias Caunedo de la Alcaldía. Le esperan ahora semanas intensas para lograr un pacto que le permita coger el bastón. Somos no cambiará cromos entre el Principado, Oviedo y Gijón y advierte al PSOE, con quien arranca hoy la ronda de reuniones, de que «sus militantes no perdonarían que siguiera gobernando el PP otros cuatro años».

¿Se ve ya como alcaldesa?

(Sonríe). Yo me veo liderando el proceso de cambio.

¿Cuándo arrancarán las negociaciones con el resto de partidos?

Mañana (hoy) hay una reunión con la AMSO. Nos reuniremos con todos los que han sacado resultados positivos en estas elecciones, incluido el PP. Le vamos a invitar a escuchar nuestro proyecto de ciudad.

Todo apunta a qu mantendrán a los ovetenses en vilo sobre la investidura hasta el día 13.

Probablemente sí. Por un lado vamos a reunirnos con todas las candidaturas, plantearles un decálogo de puntos programáticos, y al mismo tiempo ir a todos los barrios y zonas rurales que nos de tiempo para explicar el proyecto y generar ese apoyo ciudadano al impulso del cambio y a la toma de acuerdos. Antes del día 13 también vamos a hacer un encuentro municipalista en Oviedo.

¿En qué consistirá?

Invitaremos a personas de la candidatura de Manuela Carmena, Ada Colau, de Zaragoza, de Cádiz, ... para enriquecer el proceso municipalista de aquí.

¿Cuáles son las bases de Somos para empezar a negociar con el resto de partidos?

Una auditoría de la deuda, para ver de dónde deriva, y de los contratos de los servicios públicos, una gestión más eficaz y ver todo lo que se puede devolver a lo público, la austeridad en los cargos públicos, el plan de rescate ciudadano, blindar de la especulación determinadas áreas de la ciudad, como la fábrica de armas, la de gas, El Cristo...

¿Y cuáles son las líneas rojas?

Partimos de lo anterior, que son medidas de sentido común. A partir de ahí habrá que escuchar a otros partidos. Desde luego que la austeridad es importante por la situación de emergencia social y la deuda, que tras 20 años de despilfarro del PP es importante analizar qué ha pasado.

¿Van a vetar a alguien en las negociones? Es sabido que las relaciones de miembros de Somos con Roberto SánchezRamos no son buenas...

No. Somos una candidatura que basa todo en su proyecto político y no individualismos. No habrá ningún problema. Lo único que planteamos en nuestro código ético es que las personas no ejerzan más de ocho años un cargo público y es una persona que en ese sentido no lo cumpliría, pero son ellos quienes lo deben debatir.

¿Habrá cambio de cromos entre el Principado, Oviedo y Gijón?

Son candidaturas de unidad popular y no dependen orgánicamente de ningún partido. Hay personas de Podemos pero acompañadas de independientes. No vamos a formar parte de ningún cambio de cromos y el PSOEtampoco puede jugar a eso. Sus bases socialistas y sus militantes no perdonarían que siguiera gobernando el PP otros cuatro años más.

Agustín Iglesias Caunedo ha visto cumplido su peor temor: la posibilidad de un «tripartido radical de izquierdas».

Vamos a reunirnos también con Ciudadanos, que tienen unas propuestas de regeneración democrática que pueden ser interesantes y podemos coincidir. A la hora de la investidura pueden dar también su apoyo.

El Martes de Campo el popular declaró que usted sería la alcaldesa con menos apoyos...

Yo le diría varias cosas. Primero, que dice que es la segunda vez que sale alcalde y no es cierto, en los comicios anteriores el cabeza de lista era otra persona y engañaron al pueblo de Oviedo; y en segundo lugar que nuestra candidatura merece el absoluto respeto. Ha quedado segunda fuerza política con el esfuerzo de la gente y sin el apoyo de ningún banco.

¿Temen que aquí se produzca una oferta parecida a la de Esperanza Aguirre al PSOE en Madrid

No me extrañaría nada que el PP se acercara al PSOE porque le va a costar soltar del poder. Pero creo que el PSOE no debería apostar por ese juego, ambos se significarían como el bipartidismo que se niega a dejar el poder de cara a noviembre.

Si es regidora, ¿qué tipo de gobierno planteará, de coalición o en minoría?

De momento no hay planteamiento concreto al respecto. Lo que más interesa es que el proyecto político salga adelante.

Pero en minoría, con seis concejales, parece difícil...

Hay que replantearse el número de concejalías y reducir. Debe de haber austeridad en el funcionamiento orgánico, pero con racionalidad y viendo la intención de los otros partidos.

¿En qué consistirá el plan de rescate ciudadano?

Son ayudas sociales a la pobreza energética, que los comedores escolares estén abiertos los doce meses del año, ningún desalojo sin realojo, que haya viviendas de emergencia,...

¿Cómo financiará todo eso?

Hay medias con coste y otras a coste cero. Por ejemplo, a los bancos que trabajan con esta ciudad les podemos decir que sigan manejando los 200 millones de presupuesto pero a cambio de que no se produzcan más desahucios. También se pueden recortar renegociando los préstamos, en gastos protocolarios y publicitarios, solo de cargos públicos en 300.000 euros anuales...

¿Cuál sería su primera medida como regidora?

Los recortes salariales, implantar el plan de rescate, mejorar el transporte urbano y empezar a analizar cómo ha venido funcionando el Ayuntamiento hasta ahora.

¿Le preocupa la herencia?

Claro, tres operaciones (Villa Magdelena, el Palacio deCongresos, Cinturón Verde ...) pueden suponer el 40% del presupuesto, casi 100 millones de euros, pero habrá que ver quiénes son los responsables de esas gestiones.

Habla de recortes... Ponga ejemplos concretos: ¿Qué ocurrirá con la subvención municipal a los premios Princesa de Asturias o con la ópera?

Era con lo que amenazaba Caunedo que íbamos a quitar. Somos Oviedo es una organización plural y creemos que hay prioridades antes de la Fundación Princesa de Asturias, que es privada. No hablamos de recortar drásticamente pero con el tiempo debe de autofinanciarse.

¿Recibirá una republicana como usted a los Reyes?

Por mi condición no voy acudir a unos premios que no reconozco. Otro tema es el respeto que, como conozco la Constitución, se debe tener a los jefes del Estado. En su momento hubo una reunión con Amigos de la Ópera y no nos queremos cargar la ópera sino popularizarla y diversificar la oferta cultural de Oviedo.

Volviendo a los resultados electorales del domingo. ¿Qué mensaje lanza a los casi 40.000 votantes del PP?

Vamos a gobernar para toda la ciudadanía y atendiendo a las demandas prioritarias. Racionalizaremos el gasto, pero o vamos a hacer nada que no sea de sentido común.

¿La ha felicitado Pablo Iglesias?

Cuando vino estuvimos hablando al respecto. He recibido de alguna manera felicitaciones indirectas y él ya ha hecho referencia a Oviedo como ciudades que apuestan por el cambio.

¿No le da vértigo a nivel personal lo que supondría ser alcaldesa?

Sí pero eso también tiene que ver con lo que supone hacer una política diferente, que no es una cuestión de liderazgos individuales sino colectivos y en ese sentido espero conciliar la vida laboral y personal. Hasta ahora tampoco me sobraban horas, rascaba tiempo para estar con mis hijas.

¿Compatibilizará el cargo con su carrera profesional?

Ahora tengo que dejarlo, porque mi responsabilidad es 100% con la ciudad, y cuando termine esta etapa volveré.

¿Cuáles cree que son sus debilidades como política?

Me gusta ir de cara y en ese sentido me voy a encontrar con gente que te pasa la mano por un lado y luego hace las cosas de otra forma. Tendré que endurecerme.